Últimas Noticias

Casa Blanca presenta plan antinarco en frontera con México

Las autoridades dijeron que incrementarán el número de agentes de inmigración y aduanas, antidrogas y contra el tráfico de armas en la frontera.
Las autoridades dijeron que incrementarán el número de agentes de inmigración y aduanas, antidrogas y contra el tráfico de armas en la frontera.

El gobierno del presidente Barack Obama anunció ayer la movilización de agentes, recursos tecnológicos y financieros y hasta perros en ambos lados de la frontera con México en respuesta a una solicitud de apoyo de ese país para combatir a los narcotraficantes y la violencia que generan.

Como parte de esa movilización, el gobierno federal ha autorizado por primera vez estrictas inspecciones de los servicios ferroviarios de Estados Unidos a México, ha comenzado a enviar a la frontera equipos móviles de rayos X y movilizado decenas de especialistas en inspecciones de vehículos, contenedores y vagones ferroviarios en busca de armas y dinero del narcotráfico.

En la campaña participan numerosas entidades federales, como los departamentos de Justicia y Estado, indicó Janet Napolitano, secretaria de Seguridad Interior, la coordinadora principal de la operación por la parte estadounidense.

Napolitano dijo que de momento no estaba contemplada la movilización de la Guardia Nacional, un proyecto que Obama apoya. Napolitano afirmó que "todavía se estaba analizando''.

La funcionaria anunció las medidas ante reporteros en la Casa Blanca y dijo que algunas ya se implementaron en semanas recientes y otras "comienzan hoy [martes] o en el futuro inmediato''.

Agregó que las medidas tienen dos propósitos. ayudar al gobierno mexicano a desmantelar "estos enormes carteles del narcotráfico'' y evitar que la violencia que generan en México se extienda a Estados Unidos.

Hace dos semanas, el secretario de Estado para Asuntos Interamericanos, Thomas A. Shannon, afirmó en el Congreso que ha habido incidentes de violencia relacionados con narcotraficantes mexicanos en 230 ciudades estadounidenses.

La reacción de Obama, que el presidente Felipe Calderón reclamó en semanas recientes como parte de una "responsabilidad compartida'' en un arranque de violencia que dejó en México unos 6,000 muertos el año pasado, se suma al Plan Mérida. Este años ese plan tiene un presupuesto de $700 millones destinados a la ayuda a México y otros países centroamericanos y caribeños para fortalecer sus fuerzas policiales y sistemas judiciales.

"El Presidente admira el valor y determinación del presidente Calderón para enfrentar y desmantelar los carteles de la droga y nos mantenemos junto a él en este combate'', declaró el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs. "México, indudablemente, encara graves retos, pero está enfrentándolos enérgicamente''.

El anuncio se hizo horas antes de la partida hacia México de la secretaria de Estado Hillary Clinton, quien encabeza un grupo de emisarios de Obama. Tras la visita de Clinton viajarán, entre otros, Napolitano, el secretario de Justicia Eric Holder y el propio Obama, quien visitará la capital mexicana a mediados de abril.

Gibbs hizo notar que el encuentro entre Obama y Calderón no estará dominado necesariamente por la lucha antinarcóticos, aunque es una preocupación del Consejo Nacional de Seguridad, el Departamento de Seguridad Interior y la Casa Blanca. También hablarán de temas regionales, posiciones en las cumbres del G-20 sobre la economía mundial a comienzos de abril en Londres y de las Américas, unos días más tarde en Trinidad y Tobago, así como la colaboración de México como miembro temporal del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, indicó. Napolitano declaró que sólo hay ocho líneas férreas que cruzan la frontera, lo que facilitará la inspección de los vagones.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios