Últimas Noticias

Diario cubano denuncia desatención oficial a la población de la isla

Un cubano lee el diario Juventud Rebelde en las calles de La Habana.
Un cubano lee el diario Juventud Rebelde en las calles de La Habana. AP

Desatención, formalismo y subestimación de la opinión pública prevalecieron en Cuba el pasado año en el trabajo de las oficinas de atención a la población del Poder Popular, lamentó el domingo el diario Juventud Rebelde.

"Mandos sin oídos ni ojos" es el título del artículo de Juventud Rebelde, único diario oficial que circula los domingos en la isla, en un reporte de una crítica sobre el trabajo realizado en el 2008 por las oficinas de Atención a la Población del Poder Popular. Sin precisar fecha, dice que esta situación fue registrada durante una reunión de "balance".

"Hay quienes se conforman con el consuelo cuantitativo de porcentajes de respuestas globalizados que desconocen la individualidad. Es muy fácil creerse cumplidor...Las cifras cubren engañosamente" recalcó el rotativo.

Lamentó "mucha desatención, formalismo y subestimación de los estados de opinión pública, en la ejecutoria de no pocas entidades del Estado y el Gobierno, a todos los niveles".

En Cuba "no existen partidos...quien propone y nomina es el pueblo" según palabras de la ministra de Justicia y también presidenta de la Comisión Nacional Electoral, María Esther Reus, antes de las elecciones de octubre del 2007 para las asambleas municipales o de base que se celebran cada dos años y medio.

Hay elecciones generales cada cinco años para los delegados a las asambleas provinciales y los diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular (Parlamento). Las últimas, el 24 de febrero del 2008, culminaron con la elección de Raúl Castro a la presidencia del país.

En cada municipio de la isla hay una oficina de atención a la población donde los vecinos le plantean a los delegados municipales los más diversos problemas, como roturas, abastecimiento de agua, reparación de vivienda, etc.

Según el rotativo "los recursos y las decisiones están excesivamente centralizados", además "el verticalismo con que ha funcionado nuestra sociedad, ha generado mecanismos inmovilizadores en administraciones locales".

Además Juventud Rebelde criticó a algunos funcionarios públicos locales, por "no agotar las posibilidades en el terreno" y los invitó a atender los problemas comunitarios "sin engaños ni manipulaciones burocráticas".

El diario concluye que "lo menos que puede hacer un funcionario cubano hoy...es sufrir y encarar en carne propia los problemas de los ciudadanos. De lo contrario, estará alimentando la desconfianza y la duda. Y eso es muy peligroso".

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios