Últimas Noticias

Iraquíes temen regreso a la violencia en Irak

Soldados iraquíes detienen a un sospechoso en un barrio sunita de Bagdad.
Soldados iraquíes detienen a un sospechoso en un barrio sunita de Bagdad. AP

Mohammed caminaba incrédulo por el hermoso pasto verde que cubre la granja que está detrás de su modesta casa de familia. Durante más de tres años, Mohammed no vio hierbas verdes ni árboles con ramas en las huertas cerca de su casa en Garma, en la provincia de Anbar en el oeste de Irak.

Durante más de tres años, Mohammed vistió el uniforme amarillo en el Centro de Detención Norteamericano de Bucca en el caliente desierto que rodea a Basora, a cientos de millas de su hogar. Esperaba con el corazón ansioso las extrañas visitas de su familia.

Entre estas visitas, lo único que había era oscuridad. Mohammed estaba convencido de que nunca más vería este lugar, a su novia ni a su familia.

"A veces me pregunto si estoy de verdad aquí o estoy soñando'', dijo.

Incluso después de haber sido liberado, Mohammed, de 23 años, nunca renunció a sus principios, aunque supo lo que tenía que decir para poder ser puesto en libertad: "Sí, luché contra ustedes. No, no lo haré de nuevo''.

En Estados Unidos, el "incremento'' estadounidense de tropas adicionales en Bagdad es considerado todo un éxito, y el presidente Barack Obama ha dicho que retirará las fuerzas de Irak y concentrará su atención en Afganistán y Paquistán. En Irak, sin embargo, la invasión y la ocupación norteamericanas están lejos de concluir.

La mayoría de los iraquíes piensa que el nivel más bajo de violencia está en el ojo, no al final, de la tormenta, y que los problemas de ese poder no han hecho más que comenzar. El gobierno iraquí respaldado por EEUU está reconocido en todas partes como un grupo de exiliados que regresó al país respaldado por los tanques estadounidenses.

Durante el pasado fin de semana estallaron enfrentamientos entre musulmanes sunitas y las fuerzas de seguridad de Irak de los musulmanes chiitas. Se desconoce si las fuerzas de seguridad, que todavía siguen recibiendo el apoyo aéreo y por tierra de EEUU son leales a su país, en vez de serlo a su secta, tribu, poblado o etnicidad.

Aunque la insurgencia sunita que con anterioridad ha luchado contra las tropas norteamericanas y las fuerzas de seguridad iraquíes y matado a miles de civiles, se ha debilitado, Mohammed es uno de los muchos iraquíes que continúan creyendo en lo que él llama la muqawima, la resistencia. Dice que simpre creerá. Mohammed y el resto de su familia nunca han trabajado con Al Qaida en Irak. Cuando el grupo insurgente hizo que fuera halal, o permisible, matar musulmanes, sobre todo chiitas, socavó lo que la familia llama la "resistencia honorable''.

"Al Qaida rompió la espalda de la resistencia'', dijo el tío de Mohammed, Abu Sleiman.

Al Qaida en Irak, en un principio aliado de los luchadores sunitas de la "resistencia'', con el tiempo se hizo más poderosa, y declaró un estado islámico en Anbar y otras áreas sunitas. Los extremistas obligaron a la población a vivir bajo las leyes islámicas.

Mohammed siente gran desprecio por gran parte de la organización Sunni Awakening, conocida en la actualidad como los Hijos de Irak, por haber vendido sus principios, haber aceptado dinero de los ocupantes y volverse contra su propio pueblo.

"Consideramos a los que están del lado de los ocupantes también como ocupantes. Son las mismas pandillas, los mismos delincuentes y los que asesinan por dinero'', dijo Mohammed. "Si la resistencia es detenida, los norteamericanos no se marcharán. Ellos quieren que Irak sea subyugado y desnudado, y ahora la policía y la sahwa [el grupo Awakening] están haciendo el trabajo por ellos''.

La policía, conocida por tratar brutalmente a cualquiera que sea sospechoso de tener alguna conexión con Al Qaeda en Irak, detuvo y golpeó a los hermanos de Mohammed. Cuando fue liberado, respiró aliviada, incluso ante las huellas de los golpes en el cuerpo de su hijo.

"Le doy gracias Dios que haya sido liberado. Hay tantos muchachos que nunca han regresado'', dijo la mujer.

  Comentarios