Últimas Noticias

Discreta conmemoración en España de los 70 años del fin de la Guerra Civil

El Parlamento español conmemoró este miércoles con discreción el 70 aniversario del fin de la Guerra Civil (1936-1939) con una ceremonia organizada por pequeños partidos de izquierda para recordar a las víctimas de la represión franquista, sin representación oficial del Gobierno.

Un centenar de personas, incluidos algunos ex presos políticos del régimen de Franco (1939-1975) y miembros de asociaciones de veteranos republicanos, asistieron a esta ceremonia, que contó con la presencia de sólo cuatro diputados de izquierda y de centro, constató la AFP.

"Había que realizar un acto simbólico, si no hubiera sido así, este día habría quedado cojo'', consideró el diputado de la coalición ecolo-comunista Izquierda Unida (IU), Gaspar Llamazares, co-organizador de la ceremonia.

La Guerra Civil española finalizó el 1 de abril de 1939 con un saldo de medio millón de muertos, seguida por una intensa represión de los vencidos republicanos y, tras la dictadura de Franco, hubo que esperar 30 años para que se aprobara una ley de rehabilitación de víctimas republicanas.

Esta ley de "Memoria histórica'', que prevé ayudas para identificar a los republicanos fusilados "olvidados'' en fosas comunes o la supresión de símbolos todavía existentes de la dictadura, es "un paso positivo pero insuficiente'', declaró el poeta comunista Marcos Ana, encarcelado 23 años con Franco.

Desde su aprobación a finales de 2007, esta ley "está en vía muerta'', añadió el poeta durante la ceremonia, sorprendiéndose de que "después de 30 años seguimos debatiendo estas cosas''.

Muchos artículos de la ley están en punto muerto, según el diputado ecologista catalán Joan Herrera, que citó los "miles de símbolos franquistas'' (nombres de calles o escudos) que no han sido retirados de los lugares públicos y el Gobierno todavía no ha decidido qué uso dar al "mausoleo'' del Valle de los Caídos, donde Franco está enterrado junto al fundador de la Falange, José Antonio Primo de Rivera, su mentor político.

Esta lentitud en la aplicación de la ley "proviene de la resistencia de la derecha y de la falta de voluntad del Gobierno del Partido Socialista'', concluyó Llamazares a AFP.

  Comentarios