Últimas Noticias

Diosbelys Hurtado conquista un triunfo impresionante en Miami

El cubano Diobelys Hurtado contra el mexicano Arturo Moura el viernes, 3 de abril, en el Miccosukee Resort and Gaming. Hurtado ganó por decisión dividida.
El cubano Diobelys Hurtado contra el mexicano Arturo Moura el viernes, 3 de abril, en el Miccosukee Resort and Gaming. Hurtado ganó por decisión dividida. El Nuevo Herald

Diosbelys Hurtado no sólo regresó a casa, sino que lo hizo acompañado del triunfo.

El ex campeón mundial cubano derrotó en un tremendo combate al fogoso mexicano Arturo Morúa para proclamar en el ring del Miccosukee Resort and Gaming que su vuelta no tiene nada de anecdótico o aventurero.

Hurtado se llevó la victoria por decisión dividida de los jueces, pero demostró que si sus condiciones físicas no son las óptimas, su corazón no ha dejado de ser el de un verdadero rey del boxeo.

"Esta fue una excelente pelea y tengo que reconocer la valentía de mi rival'', expresó Hurtado (41-3-1-25 KO). "El, al igual que yo, también sueña con una corona del mundo. Eso nos mantuvo en pie y con ganas de llegar hasta el final''.

Promovida por el empresario Tuto Zabala Jr., la velada del viernes en la noche en el Miccosukee llevaba por nombre "Regreso a Casa'' a manera de homenaje a un boxeador que creció como profesional en la ciudad de Miami.

Pero algunos dudaban de que, a sus 36 años y con varios meses de inactividad, Hurtado tendría la resistencia y la capacidad de aguantar los 12 asaltos contra un oponente más joven y con una experiencia similar.

No por gusto Morúa, un producto de Guadalajara, había llegado a Miami con una extensa hoja de servicios que lo mostraban como dos veces retador al título mundial y tres veces campeón regional.

Sin embargo, el azteca equivocó un plan de pelea que le venía dando excelente resultados y cayó en la trampa tendida por el cubano a partir de la segunda mita del enfrentamiento.

Hurtado, que fue derribado en el primer asalto de manera dudosa -más bien resultó un resbalón-, comenzó fogoso al punto de aceptar varios intercambios cuerpo a cuerpo donde el mexicano llevó la mejor parte.

Morúa cruzó con sus golpes a Hurtado en diversas ocasiones y sumó puntos necesarios que parecieron poner el combate fuera del alcance del púgil de Santiago de Cuba, pero inexplicablemente todo cambió a partir del séptimo round.

El antillano, que tenía problemas de visión debido a un profuso sangramiento en el rostro, comenzó a evitar la cercanía de la pegada de Morúa, se dedicó al contragolpe desde fuera y utilizó más el jab para martillar la defensa rival.

Por su parte, Morúa salió pocas veces en busca del cubano y no le cortó el paso encima del ring, dejándose robar la iniciativa, mientras Hurtado proseguía con su golpear certero y a resguardo.

Al final, las tarjetas de los jueces -dos vieron ganar a Hurtado 114-113, y uno a Morúa por igual puntuación- no dejaron lugar a dudas.

"Espero que esto sea el comienzo de la segunda parte de mi carrera'', manifestó Hurtado, quien conquistó la faja mundial de las 140 libras contra Randall Bailey en mayo del 2002. "Estoy seguro de que iré mejorando''.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios