Últimas Noticias

Cubanos asisten a vía crucis en clima de acercamiento Iglesia-Gobierno

UNA REPRESENTACION del via crucis frente a la Catedral de La Habana.
UNA REPRESENTACION del via crucis frente a la Catedral de La Habana.

Miles de fieles cubanos participaron la noche de este Viernes Santo en la procesión del vía crucis por las calles de La Habana Vieja, barrios y ciudades de la isla, en un clima de mayor acercamiento entre la Iglesia católica y el Gobierno comunista.

Las imágenes de Jesús de Nazaret y la Virgen Dolorosa recorrieron en andas cerca de un kilómetro entre la Catedral y la Iglesia del Cristo del Buen Viaje, en La Habana Vieja.

Entonando rezos y cánticos, la procesión, presidida por el cardenal Jaime Ortega, arzobispo de La Habana, pasó por la Plaza de San Francisco de Asís, y calles tradicionales como Amargura, que debe su nombre a la vía homónima de Jerusalén.

En otras ciudades y pueblos de provincias de la isla también se celebró el vía crucis y otros actos con motivo de la Semana Santa, aunque en Cuba no hay asueto.

Una buena parte de los 11,2 millones de habitantes son ateos, pero la mayoría profesa el sincretismo religioso, mezclando ritos católicos y de la santería de origen africano.

En la isla, único país comunista del hemisferio occidental, la Iglesia Católica y el Estado cubano se enfrentaron desde inicios de la revolución, que triunfó en 1959.

En 50 años las relaciones se mantuvieron ondulantes, con períodos de fuerte choque, hasta comienzos de la década de 1990, cuando ambas partes distendieron sus relaciones y acordaron mantener una coexistencia pacífica.

Las procesiones estuvieron suspendidas desde la década de los 60 y fueron autorizadas nuevamente tras la histórica visita del Papa Juan Pablo II a la isla, del 21 al 25 de enero de 1998.

Ahora, las festividades de la pasada Navidad y esta Semana Santa se celebraron en momentos en que las relaciones entre la Iglesia Católica y el Gobierno viven un lapso de cohabitación.

El año pasado, el Gobierno hizo nuevos gestos de aproximación, cuando el mandatario Raúl Castro, quien asumió el mando cuando enfermó su hermano Fidel hace casi tres años, asistió a la primera beatificación en Cuba y permitió la celebración de misas en las cárceles con motivo de la Navidad, las primeras en 50 años.

Según autoridades religiosas, esta Semana Santa se oficiarán misas en algunas prisiones del país.

Hace poco más de una semana, el nuevo presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba (COCC), monseñor Dionisio García, recomendó no temer a los cambios en la isla.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios