Últimas Noticias

El arduo dilema del celibato en la Iglesia

El tema del celibato obligatorio fue materia de discusión en concilios de la Iglesia Católica desde el siglo IV.

El Sínodo de Elvira, que tuvo lugar en España en el 303, exigió en su canon 33 a obispos, presbíteros y diáconos "que se abstengan de sus mujeres y no engendren hijos, y quienquiera lo hiciere, sea apartado del honor de la clerecía''.

Normas similares se extendieron después, pero ninguna con carácter obligatorio y universal. Durante siglos fue un hecho común que obispos y sacerdotes mantuvieran esposas y prole, una costumbre que también practicaron numerosos papas.

Ya el Concilio de Letrán, en el 1123, expresó una prohibición absoluta dirigida a presbíteros, diáconos y subdiáconos, quienes debían privarse de "la compañía de concubinas y esposas, y la cohabitación con otras mujeres''. La disposición se dirigía contra la secta herética de los Nicolaítas, que afirmaban por principio que el celibato era imposible de guardar y que era perjudicial para la moral.

Fue en el Concilio de Trento, Italia, en 1563, en que se condenó como regla universal dentro de la llamada iglesia de rito latino el matrimonio de sacerdotes consagrados en voto de celibato, bajo pena de expulsión de la Iglesia (anatema).

Sin embargo, a los sacerdotes del llamado Rito Oriental Católico, una rama poco conocida de la Iglesia Católica que ha existido principalmente en países del Medio Oriente y el este de Europa, se les permite estar casados, un privilegio que aún conservan.

En la actualidad, la conveniencia del celibato no es un tema que se discuta abiertamente entre jerarcas católicos, dada la posición conservadora que ha mantenido históricamente la Iglesia, principalmente desde el papado de Juan Pablo II.

Pero importantes figuras eclesiásticas norteamericanas, como el cardenal Timothy Dolan, recién nombrado Arzobispo de Nueva York, no han evadido el tema en entrevistas con medios de comunicación.

"El celibato sacerdotal, sin duda una joya, no es doctrina eclesial, es sólo disciplina'', admitió Dolan en febrero en una entrevista con The New York Times, y se mostró partidario de la regla.

Aun así, preguntó: "¿Podría una discusión conducir a un cambio en esta disciplina? Y respondió: "Seguro que sí''.

  Comentarios