Últimas Noticias

Campaña en internet para que los estadounidenses puedan viajar a Cuba

Listas de vuelos en el Miami International Airport. Las aerolíneas, líneas de crucero y los operadores de turismo están ansiosos de 
comenzar a operar en la mayor de las Antillas.
Listas de vuelos en el Miami International Airport. Las aerolíneas, líneas de crucero y los operadores de turismo están ansiosos de comenzar a operar en la mayor de las Antillas.

En una mezcla de comercio con política, Orbitz Worldwide ha lanzado una campaña dirigida a conseguir que el Congreso revoque la ley que prohíbe a la mayoría de los estadounidenses viajar a Cuba.

A partir del domingo, en la página electrónica www.opencuba.org, los visitantes de Orbitz podrán pedir a la Casa Blanca, a la secretaria de Estado Hillary Clinton y a los legisladores que eliminen las viejas restricciones al comercio y los viajes a la isla.

Las aerolíneas, líneas de crucero y los operadores de turismo están ansiosos de comenzar a operar en la mayor de las Antillas.

El presidente Barack Obama reanimó sus esperanzas al alentar un diálogo con el gobierno cubano y eliminar restricciones a las visitas familiares de los cubanoamericanos, establecidas por George Bush.

Pero no es en absoluto seguro que el Congreso revoque la prohibición de viajar, que se remonta al gobierno de John F. Kennedy y que sigue siendo un tema sumamente espinoso. El gobierno de Obama no ha presionando al Congreso sobre este tema y sus opositores dicen que sería una locura hacerlo sin que Cuba realice reformas significativas.

Aprovechando lecciones de la campaña presidencial de Obama, Orbitz trata de conseguir una base de apoyo para abrir los viajes a la isla apelando directamente a los 14 millones que visitan mensualmente su página de internet.

"Queremos organizar a nuestros clientes y a otras partes interesadas para llegar a Obama y a otros funcionarios'', dijo Barney Harford, de 37 años, el enérgico presidente y director general de Orbitz.

Harford, ciudadano británico, se enamoró de la cultura y la música cubanas durante un viaje a La Habana y sus zonas aledañas en 1997.

"Es un país mágico'', dijo.

Orbitz ha creado una campaña en internet. Estimulado por una visita a la Casa Blanca en marzo, Harford decidió movilizar su compañía tras una causa social y escogió a Cuba. Sus ingenieros crearon el sitio en sólo dos semanas.

En su apresuramiento, Orbitz no ha solicitado el apoyo de los líderes cubanoamericanos, aunque Harford dijo que sería su próximo paso.

Por supuesto, corre el riesgo de que la gente piense que, en realidad, sólo le interesa lucrar. Como no puede vender viajes a Cuba, Orbitz ganaría mucho si se levantara la prohibición. Los que cabildean a través del nuevo sitio recibirán un cupón de $100 para unas vacaciones en Cuba, redimible si se levanta la prohibición y Orbitz puede vender legalmente viajes y paquetes de giras a la isla. Orbitz es la segunda agencia de viajes en Internet.

"Ciertamente, algunos pensarán que Orbitz es un craso ejemplo de mercadotecnia empresarial a costa de los que están en Cuba y no tienen la libertad de viajar, no tienen acceso a internet ni pueden expresar sus opiniones'', dijo John Kavulich, asesor político del Consejo Económico y Comercial Estados Unidos-Cuba, que brinda información comercial sobre la isla.

"Existe el riesgo de una reacción negativa de ciertos grupos de intereses'', reconoció Harford. "Pero los dirigentes dirigen. Si recibimos algunas críticas por eso, es parte de ser líder''.

Sin embargo, Orbitz enfrenta muchos obstáculos. Dado su carga de trabajo en este período de sesiones, es probable que los líderes legislativos no aborden el tema de los viajes a Cuba.

Además, los hermanos Castro tienen un historial de socavar las aperturas de Estados Unidos con acciones deliberadamente provocadoras, que pudieran debilitar aun más la voluntad de los legisladores. Aunque, según una encuesta encargada por Orbitz, dos terceras partes de los estadounidenses apoyan el fin de la prohibición de los viajes a Cuba, sus opositores son poderosos y están bien organizados.

La Fundación Nacional Cubano Americana, una destacada organización radicada en Miami y dedicada a mejorar los derechos humanos en Cuba, está contenta de que Obama haya levantado las restricciones a las visitas familiares de los cubanoamericanos. Pero se opone a permitir la entrada de turistas estadounidenses hasta que el régimen cubano conceda a los cubanos las libertades de las que gozan los demás países del continente.

"Creemos que esto no ayuda en lo más mínimo al pueblo cubano'', dijo el Francisco ‘‘Pepe'' Hernández, presidente de la Fundación. "Sólo va a ayudar al gobierno cubano''.

Con todo, los observadores piensan que la libertad de viajar entre ambos países es sólo cuestión de tiempo.

"Estamos en el 2009'', dijo Delvis Fernández Levy, presidente del Cuban American Alliance Education Fund, que apoya el levantamiento de las prohibiciones comerciales y de viajes. "Es hora de iniciar una nueva era''.

Pero aunque se revoque la prohibición, es probable que Cuba restrinja los viajes en el futuro inmediato, dijeron los expertos. Es probable que el gobierno cubano restrinja las visas con la esperanza de impedir que los turistas puedan fomentar el descontento.

Otro gran reto para Cuba es que tiene pocos hoteles de lujo y que, en el apogeo de la temporada, se llenan con turistas de otros países.

"Sí, pueden comenzar los vuelos, pero ¿qué va a hacer la gente cuando llegue?", preguntó Kavulich. "Habrá un abismo entre las expectativas y la realidad. Desafortunadamente, Cuba va a salir perjudicada por eso''.

  Comentarios