Últimas Noticias

Cuatro púgiles cubanos quieren poner a temblar Miami Beach en su debut

GUILLERMO RIGONDEAUX conversa con la prensa al lado del legendario Jake LaMotta.
GUILLERMO RIGONDEAUX conversa con la prensa al lado del legendario Jake LaMotta.

Erislandy Lara no lo pudo haber definido mejor. "Esta cartelera va a ser conocida como El Retorno de los Cubanos'', dijo el pugilista zurdo.

La primera jornada boxística en más de 30 años en el Hotel Fontainebleau de Miami Beach estará teñida los colores de la perla de las Antillas.

Y como uno de los mayores atractivos, la joya mayor de las camadas más recientes del pugilismo cubano, Guillermo Rigondeaux.

El dos veces rey olímpico hará su debut profesional mañana ante Juan Noriega, un nativo de Arkansas con foja de 3-2.

Además de Rigondeaux también Yordanis Despaigne, Yudel Johnson y Yoelvis Gamboa -hermano de Yuriorkis- realizarán su ópera prima en el pugilismo profesional. Lara, entretanto, hará su sexto combate.

"Las bases están llenas y ahora este viernes vamos a dar el batazo grande. Todos los cubanos vamos a ganar, ya lo verán'', pronosticó Rigondeaux.

El evento empezará a las 7 de la noche y contará con transmisión nacional a través de ESPN2 desde las 9:00 p.m.

Asimismo, durante la jornada estarán presentes Roberto "Mano de Piedra'' Durán y el legendario Jake LaMotta, quien combatió en seis ocasiones con Sugar Ray Robinson y cuya vida fue representada en la famosa película "Raging Bull'', ganadora de dos premios Oscars.

El primer campanazo tendrá a Gamboa, el hermano menor de Yuriorkis, quien rivalizará con el boricua José Vásquez, con foja de 1-1.

Seguidamente Johnson, plata en los Juegos Olímpicos de Atenas, enfrentará a Greg Weathers, con 3-0.

Despaigne se montará a continuación contra Robert Campbell, de Orlando y con 3-1, para que peleén luego Rigondeaux, Lara contra el boricua Edwin Vásquez y el colombiano Richard Gutiérrez ante Antoine Smith, en el combate estelar.

Para Despaigne, dos veces medallista de bronce en mundiales, los pugilistas cubanos llegarán a esta jornada con una ventaja clara.

"Nosotros tenemos mucha experiencia y muchos rounds ya acumulados. Al que se nos ponga adelante le ganamos'', aseguró.

Rigondeaux lo secundó.

"Yo estoy muy confiado. No me gusta pronosticar los nocáuts, porque los golpes salen solos, pero sí tengo bastante seguridad en mí mismo'', señaló el santiaguero, quien reiteró su intención de estar buscando ya una pelea por el título antes de su décimo combate como profesional.

Luis de Cubas, representante de Arena Box Promotions, confirmó la intención de mover rápidamente no sólo a Rigondeaux, sino también a Lara, Despaigne y Johnson.

"Son tipos que tienen una tremenda preparación y cuentan con la mejor escuela de boxeo, que es la cubana'', apuntó De Cubas. "Sin dudas, están bastante adelantados ya para buscar el título en sus respectivos pesos''.

Aunque Rigondeaux sueña con el título -la misión que se trazó desde que llegó a Estados Unidos- tiene un objetivo primario para su pelea de mañana.

"Mi intención ahora será brindarle un buen espectáculo a la afición cubana'', admitió el antillano.

  Comentarios