Últimas Noticias

El fin del embargo tendría gran impacto en la economía de Miami

En esta imagen del 2007 se aprecia el Puerto de Miami. Expertos afirman que habría que hacer mejoras en el Puerto de Miami y en los muelles del río Miami para procesar la llegada de mercancías desde Cuba.
En esta imagen del 2007 se aprecia el Puerto de Miami. Expertos afirman que habría que hacer mejoras en el Puerto de Miami y en los muelles del río Miami para procesar la llegada de mercancías desde Cuba.

La economía de Miami probablemente se vea afectada por una avalancha de exportaciones cubanas subsidiadas si el Congreso levanta el embargo comercial a la isla antes que ocurran allí cambios políticos significativos, indicó la Cámara de Comercio del Gran Miami en un informe publicado el sábado.

Pero el sur de la Florida también pudiera beneficiarse de una amplia gama de nuevas oportunidades de negocios tanto aquí como en Cuba, indica el informe, y los líderes locales deben prepararse para esa eventualidad o arriesgarse a perder una extraordinaria oportunidad.

El informe, titulado El impacto empresarial en Cuba después del embargo, marca la primera vez que la Cámara de Comercio del Gran Miami analiza el embargo desde el punto de una Cuba no democrática.

"Reconocemos que se ha quedado en claro que es posible que el gobierno de Estados Unidos levante el embargo en algún momento aunque Cuba no sea libre'', dijo el presidente de la Cámara, Bruce Hay Colan. "Tenemos que prepararnos. Sería tonto enterrar la cabeza en la arena. Lo que no podemos hacer es sentarnos a esperar a que Cuba sea libre''.

La medida es significativa y subrayando la percepción de un cambio en la opinión pública y política contra el embargo comercial a la isla.

Con Fidel Castro oficialmente fuera del poder y con el presidente Barack Obama en el poder en Washington, los activistas opuestos al embargo han ganado mucho impulso en los últimos meses para eliminar las sanciones.

Varios proyectos de ley que autorizan el comercio y los viajes a Cuba se analizan en estos momentos en comisiones del Congreso federal. Obama, que ya liberalizó los viajes para los cubanoamericanos con familiares en la isla, ha dicho que apoya el embargo.

El informe presenta diferentes formas en que Miami pudiera perjudicarse y beneficiarse si se levanta el embargo.

Si se eliminan las sanciones con un régimen totalitario en el poder, los negocios locales probablemente no estarían protegidos por las leyes de la isla, expresa el informe.

La región pudiera verse inundada de tabacos, ron y otros productos de cuestionable calidad y ampliamente subsidiados por el gobierno cubano y creados por trabajadores que no laboran según las normas internacionales del trabajo.

"Los negocios de Miami pudieran enfrentar un nivel sin precedentes de competencia desleal a manos de exportaciones cubanas que no están gobernadas por las prácticas del libre mercado internacional'', expresa el informe.

Pero Miami también pudiera convertirse en un centro de negocios donde se instalarían empresas vinculadas comercialmente con Cuba debido al pésimo estado de la infraestructura en la isla.

"Los negocios se establecerían aquí'', dijo Colan. "Habrá demanda de oficinas, vivienda y educación. Esa es otra forma en que Miami se beneficiaría. Sería la mayor oportunidad en la historia de la economía miamense''.

Sin embargo, habría que hacer mejoras en el Puerto de Miami y en los muelles del río Miami para procesar la llegada de mercancías.

Mauricio Claver-Carone, cabildero de Washington partidario del embargo, dijo que es probable que el informe cree malestar en ciertos sectores de la comunidad exiliada cubana.

"Creo que la parte más interesante del informe es que si Estados Unidos levanta el embargo unilateralmente Miami y Estados Unidos sufrirían de competencia desleal por parte de los productos cubanos'', dijo.

"Con todo el sensacionalismo en las noticias sobre el gobierno de Obama y las sanciones, es una tema que ha recibido una gran atención, así que no me sorprende que sea una de las posibilidades, pero pienso que se debe creen en la palabra del Presidente: el embargo no se levantará antes que Cuba se democratice'', dijo Claver-Carone.

Añadió que es más fácil hablar de levantar el embargo que hacerlo. Actualmente la ley exige que Cuba realice elecciones libres, libere a los presos políticos y haga otras reformas antes de abrir el comercio entre los dos países.

Claver-Carone observó que uno de los autores del informe, Pedro Freyre, abogado de Akerman Senterfitt, que preside la comisión sobre Cuba en la Cámara de Comercio del Gran Miami, representa compañías europeas que desean comerciar con Cuba y tienen "un interés de negocios'' en el comercio legalizado.

Freyre es experto en el embargo que asesora a muchos países europeos sobre como no chocar con la ley Helms-Burton. El sábado no fue posible contactarlo para que comentara al respecto.

Colan subrayó que la Cámara de Comercio no ha fijado una postura sobre el embargo.

"Es una cuestión política que resolverá el gobierno federal'', afirmó.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios