Últimas Noticias

Debate por regreso de Cuba divide a la OEA

La secretaria de Estados de Estados Unidos, Hillary Clinton (c), camina por una avenida de San Pedro Sula (Honduras).
La secretaria de Estados de Estados Unidos, Hillary Clinton (c), camina por una avenida de San Pedro Sula (Honduras). EFE

Cuba se acercó el martes al fin de sus 47 años de suspensión en la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Pero después de trabajar durante el fin de semana los diplomáticos no lograron encontrar una forma de readmitir a La Habana de manera que resulte satisfactoria tanto para sus aliados izquierdistas como para los que insisten en los principios democráticos.

El presidente de Honduras, Manuel Zelaya, dijo que el problema amenaza la existencia misma de la OEA, un grupo continental creado en 1948 que es el principal foro multilateral de la región.

Si Cuba no es readmitida, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, sugirió que los países latinoamericanos deben formar otro grupo que excluya a Estados Unidos y Canadá.

La OEA empezó el martes la reunión de dos días de sus ministros de Relaciones Exteriores.

Varias naciones propusieron resoluciones que eliminaban la suspensión de Cuba bajo diferentes condiciones. Cuando los embajadores no pudieron llegar a un consenso, un equipo de cancilleres, entre ellos la secretaria de Estado Hillary Clinton, se reunió a puertas cerradas para tratar de llegar a un acuerdo.

Tras varias horas de debate, Clinton se retiró el martes por la noche antes que se llegara a un acuerdo.

El problema que divide a la organización de 34 miembros es si se debe imponer condiciones para la readmisión de Cuba, que fue suspendida de la OEA en 1962. Aunque La Habana califica al grupo de ‘‘cadáver'', sus aliados insisten en que la isla debe ser readmitida de inmediato.

"La Organización de los Estados Americanos puede seguir existiendo o colapsar por falta de voluntad'', dijo Zelaya.

Encabezada por Nicaragua, la mayoría de las naciones del continente cree que la suspensión de 1962 es un reliquia de la Guerra Fría que castigó a Cuba por tener una forma diferente de gobierno. Pero el Departamento de Estado insistió en que si Cuba es readmitida debe ser bajo ciertas condiciones, como cumplir con la Carta Democrática de la organización y su compromiso de respeto a los derechos humanos.

El tema puso al gobierno de Obama en una posición delicada porque lideró la postura de no readmitir a La Habana al tiempo que ha iniciado un diálogo público con el gobierno de Castro.

"Esperamos con ansiedad el día en que Cuba pueda unirse a la OEA, pero creemos que ser miembro de la OEA entraña responsabilidades y tenemos el compromiso mutuo de mantener las normas democráticas que tanto progreso han significado para nuestro continente'', dijo Clinton en una reunión con sus colegas caribeños.

"No se trata de revivir el pasado. Se trata del futuro y de ser fieles a los principios fundadores de esta organización''.

Ortega subrayó que cuando Cuba fue sancionada por la organización, hace 47 años, los votos fueron emitidos por los que caracterizó de dictaduras de derecha que plagaban el continente.

"La OEA fue creada como un instrumento de la política expansionista de Estados Unidos'', dijo Ortega.

En una conferencia de prensa el martes, Ortega criticó duramente a la OEA a su principal fundador, Estados Unidos. Sugirió que América Latina y el Caribe formen su propio grupo sin Estados Unidos o Canadá. El grupo sería similar a la Unión Africana, que, aseguró Ortega, "tiene como miembros a naciones africanas, no ex colonizadores''.

"No se trata de eliminar los vínculos con Estados Unidos ni con Canadá. No se trata de irse a la guerra contra Estados Unidos y Canadá'', dijo Ortega. "Sino de definir nuestro propio espacio. Unidos seremos más fuertes y más libres''.

Ortega criticó al presidente Barack Obama, alegando que no ha cumplido sus promesas de cerrar el campamento de prisioneros en la Base Naval de Guantánamo, investigar los abusos de prisioneros en Irak, ni retirar los soldados.

Fuentes cercanas a las conversaciones dijeron que Nicaragua, Venezuela y Bolivia están bloqueando cualquier decisión de Washington de establecer condiciones para levantar la suspensión a Cuba. Otra fuente que participó en las discusiones dijo que Nicaragua tenía poco apoyo.

Por su parte, funcionarios estadounidenses dijeron que han logrado grandes avances en los últimos días al sumar más países a su posición.

"Estamos tratando de lograr un consenso entre 34 países cuando el punto de partida entre muchos era ‘levantemos la suspensión y regresemos a casa' '', dijo un alto funcionario estadounidense, que habló a condición de no ser identificado debido a lo delicado de las discusiones.

Después que los embajadores trabajaron durante todo el fin de semana para llegar a un acuerdo, Honduras propuso que se eliminara la suspensión de 1962 y que el próximo paso sobre si Cuba debería reintegrarse debería ocurrir sólo si Cuba y la OEA lo deseaban.

"Estados Unidos estuvo de acuerdo, pero con algunas condiciones'', dijo Carlos Sosa, embajador de Honduras ante la OEA. "Nicaragua, Bolivia y Venezuela tuvieron más o menos la misma posición, pero no aceptaron la parte en que Cuba tenía que decir si quería incorporarse. Simplemente querían levantar la sanción''.

Lo que rompió el acuerdo, dijo Sosa, fueron las condiciones futuras en Cuba.

A fin de cuentas, los embajadores no pudieron concretar una resolución y dejaron el asunto en manos de su cancilleres. Los ministros de Relaciones Exteriores de Estados Unidos, Canadá, Brasil, Argentina, Venezuela, Belice, Jamaica, Honduras, Nicaragua y México formaron un nuevo grupo de trabajo encargado de proponer una resolución de consenso.

Zelaya prometió una resolución que a final de cuentas elimine la suspensión, incluso si Cuba no muestra interés en regresar a la organización.

"Los mares se secarían antes que Cuba regresara a la OEA'', dijo Zelaya. "Esto se trata de rectificar un error''.

La redactora Jacqueline Charles, de The Miami Herald, contribuyó a este reportaje.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios