Últimas Noticias

Lugo amplía nexos con gobierno de Castro

EL PRESIDENTE de Paraguay, Fernando Lugo (izquierda), habla con una estudiante de medicina 
norteamericana no identificada durante su visita a la Escuela Latinoamericana de Medicina.
EL PRESIDENTE de Paraguay, Fernando Lugo (izquierda), habla con una estudiante de medicina norteamericana no identificada durante su visita a la Escuela Latinoamericana de Medicina. AP

El presidente de Paraguay, Fernando Lugo, se reunió el miércoles con el gobernante de Cuba, Raúl Castro, para ampliar las relaciones políticas y de cooperación, en la primera jornada de una visita que inició clamando por el retorno de Cuba a la OEA, ya aprobado por la organización.

El encuentro, en el que participó el vicepresidente José Machado Ventura, se celebró a puertas cerradas, luego de que Raúl Castro recibió a Lugo con honores en el Palacio de la Revolución, según constató un periodista de la AFP.

En el primer viaje oficial de un gobernante paraguayo a la isla comunista y al rendir tributo ante el monumento del héroe nacional José Martí, Lugo se pronunció por una derogación de la resolución que excluyó a Cuba de la Organización de Estados Americanos (OEA) en 1962, anulada finalmente en Honduras en la Asamblea General del foro.

"Es una reivindicación histórica. Aquel decreto de exclusión de Cuba en 1962, no tiene ninguna vigencia, las sociedades modernas son de inclusión, no de exclusión, y no tiene sentido hoy en el siglo XXI'', declaró a la prensa Lugo antes del acuerdo.

Lugo llegó a La Habana procedente de Honduras tras participar en la apertura de la Asamblea General de la OEA, que readmitió a Cuba por consenso y abrió la vía a su reingreso si lo solicita y adhiere los principios democráticos de la organización.

Tras recorrer el Memorial a Martí, Lugo, décimo presidente latinoamericano en viajar a Cuba este año, resaltó que "hoy necesitamos en América Latina líderes, hombres, políticos, que puedan ser capaces de morir por lo que creen''.

"A Cuba aprendimos a quererla, aprendimos a querer a un proceso que nunca supo arrodillarse ante nadie y sigue en pie, y eso haremos en Paraguay, con garra guaraní'', dijo al hablar a representantes de cerca de 800 jóvenes paraguayos que estudian en la Escuela Latinoamericana de Medicina en La Habana.

Aseguró que "soy un paraguayo comprometido y hoy más que nunca, porque la salud es un derecho inalienable del pueblo paraguayo''.

El propósito de la visita es "profundizar los lazos de amistad y solidaridad y agradecer a este Gobierno y a este pueblo, que tan solidarios se han mostrado con nuestro país'', expresó.

Tras las conversaciones oficiales, el ex obispo católico asistirá por la noche a una cena con Raúl Castro y no se descarta que sea recibido por el líder comunista Fidel Castro, quien visitó Paraguay siendo presidente en 2003, tres años antes de enfermarse y alejarse del gobierno.

Durante la visita, ambos países buscarán profundizar su colaboración en salud y educación, que se manifiesta en la aplicación en Paraguay del plan cubano de alfabetización "Yo sí puedo'' y en el programa quirúrgico-oftalmológico "Operación Milagro'', que desde 2005 a la fecha devolvió la vista a más de 10.000 paraguayos.

Se espera que durante el viaje presidencial sean exploradas las posibilidades de comercio, hasta ahora inexistente, pues Paraguay no aparece en las publicaciones oficiales cubanas sobre su comercio exterior, aunque restablecieron relaciones en 1999.

Según la agenda presidencial, Lugo recorrerá la mañana del jueves las obras de rescate de La Habana Vieja, Patrimonio de la Humanidad, y llegaría a Paraguay el viernes.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios