Últimas Noticias

El Papa da mayores poderes para que se castigue a los curas en concubinato

Benedicto XVI ha concedido mayores poderes a la Congregación para el Clero para que pueda castigar, de manera más severa, a los sacerdotes que no mantienen el voto de castidad y viven en concubinato o que se casan por lo civil sin haber recibido antes la dispensa para pasar al estado laical.

Así lo manifestó hoy el arzobispo Mauro Piacenza, secretario de la Congregación para el Clero, a Radio Vaticano, que precisó que se trata de una directiva para ayudar a los obispos a afrontar "situaciones particulares'' del clero, que contempla incluso la reducción del sacerdote al estado laical como castigo.

''Por desgracia hay que reconocer que muchas veces se verifican situaciones de indisciplina por parte del clero en las que los intentos de superarlas no dan resultado y se corre el riesgo de que la situación se prolongue excesivamente con grave escándalo de los fieles y daño al bien común'', afirmó el prelado.

Piacenza afirmó que el Papa ha concedido a su Congregación la facultad de tratar los casos de abandono del estado clerical "in poenam'', es decir como castigo, de los clérigos que se hayan casado aunque sólo sea por lo civil y que amonestados continúen ‘‘con la vida escandalosa e irregular''.

Ese mismo castigo se podrá aplicar también a los clérigos "culpables de graves pecados contra el sexto mandamiento (''no cometerás actos impuros'').

El Catecismo de la Iglesia Católica subraya que el sexto mandamiento atañe, además del adulterio, a las ofensas contra la castidad, incluida la homosexualidad.

El arzobispo añadió que también podrá su dicasterio infligir una justa pena o penitencia'' por la violación "de la ley divina o canónica'' y que en casos urgentes, en los que se vea que el "reo'' no tiene intenciones de regenerarse se podrán aplicar penas perpetuas, incluida la reducción al estado laical.

Piaceza agregó que los clérigos que hayan abandonado el ministerio por un periodo superior a cinco años consecutivos podrán perder el estado clerical, aunque no será una cosa automática, sino que será estudiado caso por caso.

El secretario de la Congregación para el Clero reiteró que tanto el Concilio Vaticano II, como los diferentes papados y los sínodos celebrados han subrayado "la firme voluntad de mantener la ley que exige el celibato libremente elegido y perpetuo por los candidatos a ser sacerdotes por el rito latino''.

Piacenza subrayó que el celibato sacerdotal "es un dono que la Iglesia ha recibido y quiere custodiar, convencida más que nunca de que es un bien para sí misma y para el mundo''.

  Comentarios