Últimas Noticias

Cuba ve signos 'esperanzadores' tras la primera semana de recortes de energía

Cinco días después de entrar en vigor en Cuba un drástico plan para reducir el consumo de energía, el Gobierno que preside el general Raúl Castro observa hoy "tendencias esperanzadoras'' porque ya hay regiones y empresas estatales que se "ajustan'' a la iniciativa.

En un intento de paliar los efectos de la crisis financiera internacional, que agravó los problemas crónicos de la economía de la isla, el lunes pasado comenzaron a aplicarse ‘‘medidas excepcionales'' que incluyen cortes de energía y severas sanciones a quienes lo incumplan.

El viceministro de Economía y Planificación, Julio Vázquez, citado por medios oficiales, indicó que las medidas permitirán hasta un 20 por ciento de ahorro, después de que el consumo se disparó en el mes de abril.

Las entidades y empresas estatales del único país comunista de América consumen más de la mitad de la energía y han sido acusadas de ser las principales derrochadoras.

El Gobierno advirtió que, si no reducen sus gastos, les cortará el suministro eléctrico, como ya ha hecho esta semana con cientos de empresas y dependencias oficiales.

Además, anunció que ya tiene planes con horarios de apagones generalizados, por si fuesen necesarios.

Pero Vázquez sostuvo que "ya hay tendencias muy esperanzadoras'' y es posible evitar los apagones.

De las catorce provincias del país, ocho ya "están cumpliendo el plan'', y en la capital cubana, la región con mayor gasto de electricidad, se ha logrado "detener'' la tendencia al exceso de consumo, según fuentes oficiales.

De acuerdo con el director general de la Unión Eléctrica, Vicente de la O, no ha habido necesidad hasta la fecha de aplicar el apagón a la población "para buscar el ahorro'', y es optimista en que no habrá que tomar medidas extras.

El plan de ahorro, para el que no se ha fijado un límite de tiempo, paraliza desde las 18.00 hora local (22.00 GMT) las entidades que no presten servicio público, limita el uso de aires acondicionados a cinco horas diarias y ordena apagar las cámaras de refrigeración dos horas cada 24.

También se redujeron los servicios públicos de transporte, con disminución de horarios, rutas y frecuencias, mientras que en el sector comercial es evidente el desabastecimiento creciente.

Se corta el servicio eléctrico a las empresas que no tengan el plan de ahorro, o no lo cumplan, y a los ciudadanos que cometan "fraudes''.

Entre abril y mayo las empresas estatales se excedieron en el consumo en unas 63.000 toneladas de combustible, lo que puede costarle al país unos 100 millones de dólares por encima de lo presupuestado.

Según fuentes gubernamentales, la isla no tiene suficientes recursos para adquirir combustibles por encima de lo programado y, además, hay escasez de divisas y restricciones para acceder a créditos.

En los últimos meses Cuba ha sufrido la caída de los precios internacionales de algunos de sus principales productos de exportación, como el níquel, así como la reducción de los ingresos por turismo y envíos de remesas de dinero.

El ministro de Economía y Planificación, Marino Murillo, aseguró que el país no va a lograr el 6% de crecimiento previsto para 2009, una cifra que ubicó entre el 2,4% ó 2,5%.

La economía cubana empeoró en el último año con tres huracanes que causaron pérdidas por 10.000 millones de dólares.

En los primeros meses de 2009 las importaciones cuadruplicaron a las exportaciones, dejando a la isla con una aguda falta de liquidez.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios