Compradores en un mercado habanero en octubre del 2008. Tras los tres huracanes que afectaron a la isla ese año, la oferta de alimentos se redujo en un 80 por ciento.
Compradores en un mercado habanero en octubre del 2008. Tras los tres huracanes que afectaron a la isla ese año, la oferta de alimentos se redujo en un 80 por ciento. AP
Compradores en un mercado habanero en octubre del 2008. Tras los tres huracanes que afectaron a la isla ese año, la oferta de alimentos se redujo en un 80 por ciento. AP