Últimas Noticias

Cuba reduce cuota de alimentos subsidiados

Un carnicería cubana, prácticamente vacía, exhibe, en esta fotografía del 2007, el panorama de las tiendas de productos racionados en la isla.
Un carnicería cubana, prácticamente vacía, exhibe, en esta fotografía del 2007, el panorama de las tiendas de productos racionados en la isla. Getty Images

Las autoridades cubanas rebajaron este mes las cuotas de granos y sal que entregan a la población mediante la cartilla de racionamiento, según anuncian carteles en bodegas y mercados en momentos en que también hay restricciones al consumo de energía por la falta de liquidez del Gobierno.

La entrega mensual de frijoles colorados y chícharos por persona se redujo de 30 a 20 onzas (de unos 900 a 600 gramos), según explicó el dependiente de una bodega.

En el caso de la sal, que se distribuía en bolsas de un kilo por persona cada cuatro meses, a partir de ahora será la mitad.

La restricción forma parte de las "medidas excepcionales'' de reducción del consumo que anunció el Gobierno del general Raúl Castro para paliar el impacto de la crisis financiera internacional en la ya muy deteriorada economía de la isla.

"Habrá restricciones en el consumo'', aunque "no se va a quedar nadie desprotegido'', declaró el ministro de Economía y Planificación, Marino Murillo, a fines de mayo pasado.

El ministro advirtió que el crecimiento económico del 6 por ciento que se planteó la isla para 2009 "no se va a lograr'', y que ahora solo se espera un "2,4 ó 2,5 por ciento''.

La cartilla de racionamiento, vigente desde 1962, entrega granos, azúcar, pollo, pescado, huevos, arroz, café, aceite, pastas, pan y otros productos -cuando hay- a los 11,2 millones de habitantes de la isla.

Muchos cubanos aseguran que los productos suministrados con la "libreta de abastecimiento'' a precios subsidiados no alcanzan más allá de una o dos semanas por mes.

El Gobierno del general Castro ha lanzado una campaña de reformas para poner a producir el campo, en una isla que ha mantenido ociosas la mitad de sus tierras cultivables al tiempo que importa más del 80 por ciento de los alimentos que consumen sus habitantes.

Por otra parte, el gobierno realizará "reajustes inevitables'' en la economía ante el impacto de la crisis internacional, según advirtió el lunes el diario oficial Granma, al llamar a los cubanos luchar contra "el derroche'' y "la improductividad''.

"Por estos días transcurren numerosos análisis tensos dentro de todo el aparato gobernante que llevarán adelante reajustes inevitables'', aseguró Granma en un artículo de su director, el diputado Lázaro Barrero.

El periódico precisó que el país no podrá importar este año "todas las materias primas, equipos y bienes de consumo'' que necesita, y se deberán "reajustar las enormes erogaciones en combustibles y alimentos''.

No obstante, subrayó que esos reajustes "no serán fenómenos insuperables'' si se logra que la actividad empresarial "haga una revisión a fondo de sus inventarios'' y se identifican las reservas con que se cuentan para trabajar el resto del año, a fin de evitar importaciones.

También si se toma "conciencia de que en cada centro de trabajo debemos luchar contra las tendencias al derroche'' y "la improductividad'', añadió el diario, que pidió a la población eliminar la "mentalidad gastadora'' y "combatir resueltamente la falta de exigencia'' y ‘‘disciplina'' laboral.

Destacó que "la economía cubana'' requiere además que "la exigencia por la planificación'' deje de ser "una formalidad y una constante justificación de los errores que luego significan cuantiosas pérdidas para el país''.

El Gobierno aplica desde el 1 de junio un severo plan para bajar en un 12 por ciento el consumo energético en centros de producción y servicio -con cortes eléctricos y multas-, por un sobreconsumo este año que implicaría un gasto adicional de 100 millones de dólares.

El 1 de agosto comenzará un programa de descentralización del comercio agropecuario -hasta ahora en poder del Ministerio de Agricultura-, que crea 23 empresas con recursos y autonomía de gestión, para garantizar mayor acceso de alimentos para la población.

  Comentarios