Últimas Noticias

Instituto de Estudios Cubanos celebra sus 40 años

El Instituto de Estudios Cubanos (IEC) celebrará el 40mo. aniversario de su fundación con un programa académico que abarca temas de máxima actualidad para Cuba y su diáspora.

La jornada de celebración tendrá lugar el 27 de junio en el Recinto Wolfson del Miami Dade College (MDC) y comprenderá dos paneles y una mesa redonda, con la intervención de reconocidos profesores e investigadores de Estados Unidos y Puerto Rico.

La profesora María Cristina Herrera, fundadora del IEC, afirmó que el programa previsto está en consonancia con el espíritu que inspiró la creación de la entidad en el verano de 1969: mantener una vigilia apasionada sobre lo cubano, dondequiera que se produzca o manifieste.

"Cuba sigue siendo un jeroglífico indescifrable y hay que mantener todas las energías, todos los sentidos y el corazón abierto ante el mínimo vestigio sobre el acontecer de la isla'', expresó Herrera, principal promotora de la institución.

La economía cubana, los potenciales vínculos comerciales entre Florida y Cuba, la diáspora como actor económico y el futuro de las relaciones entre Washington y La Habana figuran entre los temas de los paneles. El cierre del evento será con la mesa redonda titulada El desafío del pluralismo y la convivencia en la sociedad y cultura cubanas, a cargo de Rafael Rojas, Carlos Alberto Montaner, Juan Benemelis, Marifeli-Pérez Stable y Enrique Patterson.

Herrera enfatizó que los tres principios que sustentaron el nacimiento del ICE hace cuatro décadas se mantienen en pie: calidad, diversidad y balance.

"Cada vez que intentamos analizar algo lo hacemos pensando en esas tres condiciones'', dijo. "El Instituto admite en su seno todas las ideas, opiniones y posturas, y como proyecto está comprometido con el diálogo, la reconciliación nacional y la búsqueda de la verdad sobre Cuba''.

Los orígenes del IEC se remontan a 1962, cuando un grupo de profesores comenzaron a reunirse en la casa de Herrera en Coral Gables para hablar de Cuba y su economía. Entre ellos fue fraguándose le idea de institucionalizar aquellas reuniones por asociación voluntaria y efectuar una conferencia anual. sobre temas cubanos.

"Reunión es la palabra que define lo que es el Instituto'', manifestó el economista Carmelo Mesa Lago, miembro fundador y Profesor Emérito de la Universidad de Pittsburgh. ‘‘Fue el IEC quien comenzó las reuniones periódicas sobre Cuba en el mundo académico de Estados Unidos''.

Mesa Lago recuerda que la primera conferencia de impacto nacional sobre Cuba se celebró en la Universidad de Pittsburgh entre 1968 y 1969, en ocasión del décimo aniversario del triunfo de la revolución liderada por Fidel Castro.

"El ímpetu esencial que nos llevó a formar el IEC fue elevar el nivel de las discusiones sobre Cuba, profundizar en áreas específicas de la realidad cubana y crear un ámbito de diálogo en el exilio'', expresó. "En aquellos años había un ambiente muy difícil para discutir con amplitud y seriedad los temas cubanos''.

El IEC se registró como entidad no lucrativa en abril de 1969. En los primeros años Herrera fue el pilar financiero de la entidad, aportando dinero de sus ingresos personales. En cuatro décadas las donaciones y contribuciones especiales para sus actividades apenas alcanzan los $100,000.

La lista histórica de afiliados o colaboradores en los 40 años del ICE asciende a unas 500 personas. La entidad cuenta con unos 150 miembros.

Herrera reconoce que el IEC tuvo que enfrentar desde sus inicios la hostilidad de sectores radicales del exilio, pues la mayoría de sus integrantes favorecían el levantamiento del embargo y el diálogo con el gobierno cubano.

"Fue una guerra desde el principio'', declaró Herrera, cuya vivienda fue blanco de un artefacto explosivo a raíz de los preparativos de una conferencia sobre Cuba en Miami en 1988.

No han faltado tampoco las acusaciones de "espías de Cuba'' contra algunos de sus miembros. Un ex tesorero del IEC, el profesor Carlos Alvarez, y su esposa Elsa Prieto, ambos empleados de la Universidad Internacional de la Florida (FIU), fueron condenados por espionaje en el 2007.

"Es comprensible que hayamos sido objetivo de espionaje desde Cuba, porque nuestras puertas siempre han estado abiertas para todos'', admitió Herrera. "Pero aquí [en el IEC] no hay nada que espiar. No tenemos nada dudoso ni sucio que ocultar''.

EL ICE logró realizar reuniones académicas en Cuba en 1979 y 1991. La última se celebró en La Habana y marcó un giro en las relaciones con las autoridades cubanas. Desde entonces, Herrera y otros miembros de la entidad no han recibido más los permisos de entrada para viajar a la isla.

"Nosotros hemos seguido el intercambio con los cubanos e invitando a académicos y personalidades de Cuba, porque pensamos que es una relación fundamental'', dijo Herrera. ‘‘Sin embargo, nosotros somos los que decidimos los invitados. No dejamos que nos los impongan''.

Desde abril del 2007, preside el IEC el periodista y ensayista Dagoberto Valdés, residente en Cuba, con la misión de promover la institución dentro de la isla. Valdés es director de la revista digital independiente Convivencia y debe mantenerse en la presidencia de IEC hasta el 2010.

"El IEC es un proyecto con dos alas: Cuba y la diáspora'', aseveró Herrera. "Creo que la gente viene al instituto buscando una expresión de cubanía, una pasión por Cuba que no encuentra en otros foros académicos''.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios