Últimas Noticias

La Unión Europea continuará apostando al diálogo

La UE constatará que no hay avances en la situación de los derechos humanos en Cuba, pero quiere continuar el diálogo político con el Gobierno de La Habana, según dijeron a Efe fuentes comunitarias tras las primeras discusiones de los Veintisiete miembros de la Unión sobre su política hacia la isla.

El Comité Político y de Seguridad (COPS) de la UE continúa debatiendo la decisión que los ministros de Exteriores comunitarios deben tomar el próximo lunes acerca de si se mantiene la revocación de las sanciones diplomáticas impuestas al régimen cubano en el 2003 por el encarcelamiento de 74 disidentes, y que estaban congeladas desde el 2005.

La discusión entre los Veintisiete progresa "de forma fluida'' de cara a la decisión, de forma que "no se prevén cambios serios'' a los puntos sobre los que ya hay un primer consenso, según señalaron las fuentes.

Añadieron que los países de la UE que hasta ahora eran más reticentes a normalizar las relaciones con Cuba debido a la situación de los derechos humanos en la isla, como Dinamarca y Suecia, se mantienen dentro de la línea de los demás miembros comunitarios.

Por todo ello, se espera una decisión unánime en el marco de los puntos ya consensuados, entre los que figura la continuación del diálogo con Cuba dentro del respeto y la promoción de los derechos humanos, así como la continuación del diálogo con el Gobierno de La Habana, pero también con representantes de la sociedad civil y de la oposición democrática, agregaron las fuentes.

Esa continuación se produciría a pesar de que se constata la falta de progresos en la situación de los derechos humanos en Cuba, especialmente en los derechos civiles y políticos.

Otros elementos en torno a los que parece haber consenso entre los europeos son urgir al gobierno cubano a la liberación incondicional de todos los presos políticos y la puesta en marcha de reformas sociales y estructurales para mejorar las condiciones de vida del pueblo cubano.

Tras la probable decisión del lunes, los países de la UE volverían a darse un año de plazo para reexaminar en junio del 2010 la eficacia del proceso de diálogo político con Cuba, como condición para mantenerlo.

Cada año en junio los miembros de la Unión Europea deben volver a evaluar su relación con Cuba, tal y como prevé la "posición común'' de 1996, el documento que rige la política europea hacia la isla y que las autoridades cubanas siguen considerando un obstáculo para normalizar sus relaciones.

Las medidas que la UE revocó el año pasado limitaban las visitas gubernamentales de alto nivel, reducían la importancia de la participación de los países de la UE en las manifestaciones culturales cubanas y estrechaban los lazos con los disidentes.

El comisario europeo de Desarrollo y Ayuda Humanitaria, Louis Michel, expresó en mayo pasado su confianza en que, a través del diálogo político, se pueda poner fin o modificar "rápidamente'' la ‘‘posición común'' que la UE mantiene sobre Cuba, un texto que La Habana considera un "escollo'' en las relaciones bilaterales.

Cuba y la UE reanudaron sus contactos a nivel ministerial en octubre del año pasado en París, y solo una semana después el comisario Michel retomó en La Habana, tras cinco años de interrupción, la cooperación al desarrollo.

  Comentarios