Últimas Noticias

En busca de respeto

EL BORICUA Iván Calderon (izquierda) y el filipino Rodel 
Mayol, posan en conferencia de prensa, en Nueva York.
EL BORICUA Iván Calderon (izquierda) y el filipino Rodel Mayol, posan en conferencia de prensa, en Nueva York. Associated Press

Iván Calderón está acostumbrado a que lo pasen por alto. Lo cual no es muy difícil si se mira que mide cinco pies. Pero el diminuto puertorriqueño podría ser el mejor boxeador puro en el mundo.

Calderón habla sin problemas en español e inglés, se viste con elegantes trajes oscuros, y llama la atención siempre que está presente. Dentro del cuadrilátero es casi imposible de golpear, y ha ganado sus 32 peleas con movimientos magistrales.

La única batalla que Calderón no ha ganado es por el respeto para los púgiles pequeños.

El sábado peleará ante el filipino Rodel Mayol en la cartelera que encabeza su compatriota Miguel Cotto, que defiende su título welter de la Organización Mundial contra Joshua Clottey, en el Madison Square Garden.

"Quiero demostrar que la gente pequeña merece una oportunidad'', dijo Calderón. "Al menos ahí estará la gente de HBO para demostrarles lo que tengo, y que me sigan viendo''.

Las dos últimas peleas de Calderón fueron en Puerto Rico, y antes ha peleado en Nuevo México, Oklahoma, Arizona y Las Vegas.

  Comentarios