Últimas Noticias

Hijo de Hilda Molina agradece a Raúl Castro "sin resentimientos''

La doctora Hilda Molina
La doctora Hilda Molina

Roberto Quiñones agradeció hoy al gobernante de Cuba, Raúl Castro, la decisión de su Gobierno de autorizar a su madre, la médica disidente Hilda Molina, a viajar a Buenos Aires para reencontrarse con su anciana madre y conocer a sus dos nietos.

''Pienso que hubo una decisión justa de las autoridades cubanas y yo les estoy agradecido porque siempre es mejor tarde que nunca'', dijo a la prensa el médico cubano, nacionalizado argentino en 1996.

Quiñones regresó hoy del sur de Argentina a Buenos Aires tras conocer este viernes que Cuba dio el visto bueno para que su madre viaje a Buenos Aires, a quien no ve hace quince años.

El médico cubano afirmó que "más allá del dolor que ellos nos hayan generado como familia, jamás en nuestros corazones va a estar ningún tipo de sentimiento de bronca, de odio, resentimiento o oportunismo''.

''Nuestro sincero agradecimiento al general Raúl Castro, porque gracias a su oportuna intervención pudo salir mi abuela hace un año y gracias a su nueva y oportuna intervención mi madre estará aquí mañana'', dijo Quiñones.

''El más sincero agradecimiento, sin ningún tipo de bronca, de rencor o resentimiento'', reiteró.

Quiñones, su esposa argentina Verónica Scarpatti y los dos hijos de la pareja, Roberto Carlos, de 13 años, y Juan Pablo, de 8, a los que Hilda Molina conocerá este domingo, se entrevistarán en la tarde de hoy con la presidenta argentina, Cristina Fernández.

''Aquí tuvo mucho peso la sensibilidad de madre de la presidenta Cristina, quien desde 2003, cuando era senadora, ya estaba en el tema y vino trabajando con mucho tacto, con mucho sigilo'', dijo Quiñones.

El médico adelantó que hoy le agradecerá a Fernández y a su esposo y anterior mandatario Néstor Kirchner (2003-2007) ‘‘por trabajar desde 2003 con un método u otro, pero con el resultado final a la vista, que es lo que la familia quería, sin ningún tipo de pretensión política''.

Quien aún no sabe de la esperada novedad es Hilda Morejón, de 90 años, madre de Hilda Molina, quien logró viajar a Argentina en mayo de 2008, y se encuentra ingresada en un hospital de Buenos Aires con delicado estado de salud.

La neurocirujana cubana, de 66 años, relató a la prensa que reactivó los pedidos al Gobierno cubano para que la autorizaran a viajar a Argentina en las últimas dos semanas, tras saber del empeoramiento de la salud de su madre.

''Esto ha sido tan de repente que todavía nos cuesta creerlo. Dios quiera que mi madre llegue a tiempo porque la abuela no anda bien de salud'', dijo Quiñones, quien agregó que el plan es que Molina "asista'' a Morejón y "le dé la alegría'' de la "añorada y demorada'' reunificación familiar.

Quiñones explicó que Molina tiene permiso para permanecer en Argentina por tres meses y, si llegado ese plazo, su abuela vive y hace falta que su madre siga a su lado, las autoridades cubanas pueden extender el permiso hasta un máximo de once meses.

Molina, quien intentaba desde 1994 conseguir el permiso del régimen cubano para abandonar la isla, aseguró que su deseo es regresar a Cuba, de ser posible junto a su madre.

Quiñones dijo que no habían hecho público el grave estado de salud de Morejón y solo lo informaron a la Presidencia argentina "porque es un tema íntimo de la familia y para que nadie piense que la familia quería utilizar esto para hacer presión''.

  Comentarios