Últimas Noticias

Oposición cubana divida sobre el diálogo entre la Unión Europea y el Gobierno

Varios disidentes cubanos alabaron hoy la decisión de la Unión Europea de seguir dialogando con el Gobierno de la isla y al tiempo exigirle apertura política y respeto de los derechos humanos, mientras otros se mostraron decepcionados porque esperaban una postura más enérgica.

El economista Oscar Espinosa aseguró a Efe que la declaración emitida en Luxemburgo es "más firme que otras anteriores'' y coincide con la disidencia en que no se han cumplido las reformas prometidas por el presidente cubano, Raúl Castro.

''Es una declaración respetuosa, tendiendo la mano al Gobierno cubano para dialogar, que es positivo, pero al mismo tiempo le dice que no hace nada, que mantiene el inmovilismo'', explicó Espinosa, uno de los 75 opositores condenados en 2003 a penas de hasta 28 años de prisión, ahora excarcelado por razones de salud.

En cambio, se mostró muy decepcionado Elizardo Sánchez, de la Comisión de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, no reconocida por las autoridades de la isla.

''Como defensor de derechos humanos, me siento muy decepcionado ante esta declaración reiterativa del Consejo de la Unión Europea, pues hubiera esperado un pronunciamiento más enérgico y específico en cuanto a la pésima situación de derechos humanos y políticos que prevalece en Cuba'', dijo Sánchez.

''El Consejo de la UE es un organismo amigo del pueblo de Cuba, pero al parecer está muy influido por la equivocada política de apaciguamiento que ha diseñado el Gobierno de España en cuanto a sus relaciones con la dictadura totalitaria que opera en Cuba hace más de cincuenta años'', agregó.

''En seguir el dialogo estamos de acuerdo, pero hay que pronunciarse con mayor energía'', insistió Sánchez, quien recordó que el Consejo "dijo que se pronunciaría sobre la eficacia del diálogo, y no ha habido ningún resultado, ninguna eficacia''.

Afirmó que el reciente permiso a la neurocirujana Hilda Molina para viajar a Argentina a ver a su familia, tras habérselo negado por 15 años, no es una muestra de apertura sino "un ejemplo de esta desfavorable situación de derechos humanos que hay en Cuba''.

''No es un gesto, es la excarcelación o liberación de una rehén de la dictadura. Ella era una rehén personal de (el ex presidente) Fidel Castro'', aseguró Sánchez.

Por su parte, Miriam Leyva, fundadora de las Damas de Blanco, familiares de los 75 apresados en 2003, comento que la UE "es objetiva al constatar que no ha habido cambios en Cuba''.

Leyva declaró a Efe que Europa "mantiene la disposición al diálogo, pero reclama a Cuba progresos en derechos humanos y liberación de prisioneros'', lo cual reafirma que ‘‘el Gobierno debe abrirse, en primer lugar, al pueblo cubano, y por supuesto al mundo, que le está tendiendo la mano''.

El Consejo de la UE apostó hoy por seguir el diálogo político con La Habana "sobre una base global, igualitaria y orientada a la obtención de resultados'', pero se declaró ‘‘seriamente inquieto por falta de progresos en la situación de los derechos humanos en Cuba, en particular en el ámbito de los derechos civiles y políticos, y de las reformas políticas''.

  Comentarios