Últimas Noticias

Médica cubana Hilda Molina visita a presidenta Fernández

La médica cubana disidente Hilda Molina, recién llegada a Argentina para reunirse con su familia luego de que el gobierno de Cuba le otorgó el permiso que le negó durante una década para abandonar la isla, fue recibida el martes por la presidenta Cristina Fernández.

El encuentro tuvo lugar en el despacho de la mandataria en la Casa de Gobierno, dos días después de la llegada de Molina al país. La médica, de 66 años, acudió a la cita acompañada por su hijo Roberto Quiñones, su nuera y sus dos nietos.

La reunión duró cerca de una hora y no trascendieron detalles de lo conversado.

Molina anunció tras su llegada que quería agradecerle en persona a la presidenta Fernández, así como a su esposo y antecesor Néstor Kirchner, por las gestiones diplomáticas que realizaron desde el 2003 ante el gobierno de Cuba para que se la autorizara a abandonar la isla, lo cual no le estaba permitido por su condición de disidente.

Cirujana de formación y ex directora de un centro de rehabilitación neurológica, Molina rompió en 1994 con el gobierno castrista y emitió duras críticas al sistema comunista y su modelo científico.

Molina recibió el permiso recién el viernes, según relató, luego de enviarle una nota al presidente Raúl Castro pidiéndole revisara su situación dado el delicado estado de salud de su madre Hilda Morejón, de 90 años, quien reside en Buenos Aires desde mayo de 2008 y actualmente está internada por problemas cardíacos.

En Argentina se reencontró con su hijo Roberto, al que no veía desde 1994 cuando se fue de Cuba, y conoció a sus nietos Roberto Carlos, de 13 años, y Juan Pablo, de 8, a los que sólo había visto en fotos.

La neurocirujana no brindó declaraciones tras su encuentro con Fernández, pero el martes escribió en su blog personal: "agradezco todo el apoyo que he recibido del pueblo argentino en mi llegada al país e informo que este blog seguirá funcionando normalmente tan pronto como alcance un grado de calma que me permita escribir".

Molina cuenta con un permiso de salida temporal por varios meses, pero que puede ser renovable. La médica confirmó que no regresará a Cuba mientras la salud de su madre corra peligro.

  Comentarios