Últimas Noticias

Economistas de la isla recetan "eficiencia'' y "balancear economía''

Cuba necesita "balancear la economía'' y promover la eficiencia y la búsqueda de ingresos externos ante el impacto de la crisis internacional, que ya le está afectando, opinan varios economistas de la isla citados hoy por el periódico oficial Juventud Rebelde.

''Hay que hay trabajar para balancear la economía y buscar internamente todos esos mecanismos que promuevan la eficiencia y los ingresos externos de forma más acelerada'', indicaron los especialistas en un análisis de la situación que enfrenta la economía de la isla.

El artículo advierte que la principal vía de transmisión de la crisis a la realidad cubana es "la comercial'', y que las fluctuaciones de la demanda y la oferta de bienes y servicios y de sus precios, así como la contracción de los créditos, gravitan sobre la vida diaria y la actividad económica en la isla.

El ministro de Economía y Planificación, Marino Murillo, uno de los consultados, señaló que la crisis "ha complicado la obtención de facilidades de precios y fuentes crediticias'', pero aseguró que "nadie va a quedar desprotegido'', aunque ‘‘inevitablemente'' se van a sentir las restricciones en el consumo.

Murillo indicó que la factura por la importación de alimentos "todavía es muy grande'' y puede ser reducida.

Cuba compra en el extranjero más del 80 por ciento de los víveres que consumen sus 11,2 millones de habitantes, lo que cuesta entre 1.500 y 1.600 millones de dólares al año, según datos oficiales.

En opinión del viceministro de Economía y Planificación, Julio Vázquez Roque, los ingresos "han disminuido'' y ha sido necesario reajustar el plan de crecimiento, lo que implica reducir consumos como el de la energía eléctrica y los combustibles.

''El país no puede sacar más del bolsillo de lo que le entra'', la capacidad inversionista "puede decrecer'' y, "de hecho, ya la estamos reduciendo conscientemente, porque hay que concentrarse en lo imprescindible'', apuntó el funcionario.

Uno de los principales problemas que ven venir los economistas cubanos es que el país tiene necesariamente que acudir a créditos de corto plazo con los proveedores para el comercio y, si no se retoman nuevos préstamos mientras se pagan las deudas pendientes, se podría contraer su capacidad para importar.

Para el analista del Centro de Estudios de la Economía Cubana, Omar Everleny, la eficiencia es una de las "cuestiones medulares'' para amortiguar la crisis.

Everleny recomienda no comprar lo que se pueda producir en la isla y aplicar un proyecto de desarrollo industrial y agrícola centrado en productos exportables.

El Gobierno que preside el general Raúl Castro tiene actualmente como políticas estratégicas aumentar la producción de alimentos y reducir el consumo energético, con el objetivo de paliar los efectos de la crisis.

Este año Cuba ha visto deterioradas sus fuentes de divisas (productos como el níquel y servicios como el turismo) y las autoridades económicas han revelado que el crecimiento económico del 6 por ciento anunciado para 2009 se prevé ahora entre un 2,4 y un 2,5 por ciento.

  Comentarios