Últimas Noticias

Obama se declara indignado por represión a opositores en Irán

El presidente Barack Obama responde a un apregunta durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca hoy 23 de junio del 2009.
El presidente Barack Obama responde a un apregunta durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca hoy 23 de junio del 2009. AP

Usando sus palabras más duras contra Irán hasta el momento, el presidente Barack Obama condenó la violenta supresión de la opinión del pueblo de ese país, criticando directamente al gobierno iraní y elogiando a los iraníes que han desafiado la brutalidad del gobierno para protestar contra lo que creen fueron unas elecciones arregladas.

"Estados Unidos y la comunidad internacional han quedado horrorizados e indignados ante las amenazas, las palizas y los encarcelamientos de los últimos días'', dijo ayer por el mediodía, al abrir una conferencia de prensa. "Yo condeno duramente estas acciones injustas, y me uno al pueblo estadounidense en su luto por todas y cada una de las vidas inocentes que se han perdido''.

"Yo he puesto bien en claro que EEUU respeta la soberanía de la República Islámica de Irán, y no está interviniendo en absoluto en los asuntos de Irán'', afirmó. ‘‘Pero también somos testigos del coraje y la dignidad del pueblo iraní, y a una sorprendente apertura dentro de la sociedad iraní. Y deploramos el uso de la violencia contra civiles inocentes dondequiera que tenga lugar''.

El subrayó que EEUU no estaba interfiriendo en Irán, y se esforzó por demostrar la falsedad de las afirmaciones hechas en este sentido por el gobierno de Irán.

"Estas acusaciones son patentemente falsas y absurdas'', dijo.

"Son un intento evidente de distraer a la gente de lo que está pasando en realidad dentro de las fronteras de Irán. Esta manoseada estrategia de usar viejas tensiones para culpar a otros países ya no funcionará más en Irán. No se trata de EEUU y el Occidente; se trata del pueblo de Irán, y del futuro que ellos, y sólo ellos, eligirán para sí mismos''.

El elogió la "dignidad intemporal'' de los iraníes que han marchado, y en particular a las "valientes mujeres'' que se han enfrentado a la brutalidad y las amenazas.

Asimismo, llamó la atención sobre el papel que jugaron adelantos tecnológicos como Twitter, los teléfonos celulares y las computadoras en ayudar a difundir la historia por el mundo luego de que muchos periodistas independientes fueran expulsados del país.

Respondiendo a una pregunta, él pareció modificar su disposición declarada muchas veces a reunirse sin condiciones preestablecidas con cualquier líder de Irán o cualquier otra nación paria.

Obama dijo que todavía considera que encontrar una manera de impedir que Irán desarrolle un arma nuclear algo de interés "central a la seguridad nacional'' de EEUU. Dijo también que él había abierto un "camino'' que Irán puede seguir si está dispuesto a conversar. Sin embargo, afirmó, "de ellos depende si quieren elegir o no este camino'', y los sucesos de los últimos días "no son muy alentadores''.

Obama dijo que él había sido "muy consistente'' en sus declaraciones sobre la crisis de Irán durante la semana pasada, y desechó la sugerencia de que él había echado mano a un lenguaje más fuerte en respuesta a quejas de algunos republicanos de que él se había mostrado débil.

"Podemos analizar esto sintácticamente tanto como queramos'', dijo, echando a un lado la idea de que los cambios en la estrategia de la Casa Blanca fueran producto del "invernadero de Washington''.

"Todavía no sabemos cómo se va a desarrollar esto. Yo sé que todos aquí están en un ciclo noticioso de 24 horas. Yo no. ¿Está bien?". declaró.

En cuanto a otros asuntos, felicitó a la Cámara de Representantes por acelerar la legislación energética, y dijo de nuevo que la propuesta de renovación del sistema de salud estaría pagada y no se añadiría al déficit o la deuda del presupuesto federal.

Obama defendió la propuesta de ofrecer un seguro de salud gubernamental al público para competir con las aseguradoras privadas. Dijo que eso ayudaría a bajar los costos para todos los estadounidenses, y negó que eso arruinaría a las aseguradoras privadas.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios