Últimas Noticias

"Guerra'' del Shabbat en Jerusalén: ultraortodoxos y laicos se manifiestan

La policía arrestó a 23 ultraortodoxos después de que los manifestantes  lanzaran 
piedras y botellas en dirección de las fuerzas del orden.
La policía arrestó a 23 ultraortodoxos después de que los manifestantes lanzaran piedras y botellas en dirección de las fuerzas del orden.

Miles de judíos ultraortodoxos y cientos de laicos se manifestaron el sábado en Jerusalén oeste, los unos para denunciar y los otros otros para apoyar la decisión del alcalde de abrir un estacionamiento municipal durante el día sagrado de Shabbat.

La policía arrestó a 23 ultraortodoxos después de que los manifestantes lanzaran piedras y botellas en dirección de las fuerzas del orden. Un transeúnte resultó gravemente herido en la cabeza por una piedra lanzada por los manifestantes y tres policías resultaron levemente heridos, según un balance de la policía.

Las fuerzas del orden dispersaron a los miles de manifestantes religiosos reunidos en el barrio ultraortodoxo de Mea Shearim y cerca del edificio de la municipalidad situada a proximidad, añadió la misma fuente.

En varias ocasiones, estos manifestantes ultraortodoxos trataron de forzar el cordón policial para denunciar la decisión del alcalde laico de Jerusalén, Nir Barkat, de abrir el estacionamiento.

Al mismo tiempo, cientos de laicos de varios movimientos se reunieron en la explanada de la municipalidad para apoyar al alcalde. "Jerusalén debe conservar su diversidad y seguir siendo una ciudad que pertenece a todos sus habitantes'', explicó a la AFP Shahar Fischer, un estudiante de 25 años.

El viernes, los ultraortodoxos ya habían manifestado para defender el carácter ‘‘sagrado'' del Shabbat, día de descanso semanal que los judíos religiosos deben respetar a partir del viernes con la puesta del sol hasta el anochecer del sábado.

El alcalde obtuvo la autorización de un tribunal para abrir un gran estacionamiento situado cerca de la ciudad vieja de Jerusalén, que acoge los fines de semanas a miles de visitantes israelíes y turistas extranjeros.

Los ultraortodoxos consideran que este proyecto profana el Shabbat al animar la circulación de coches y la apertura de tiendas.

  Comentarios