A pesar del embargo, los productos estadounidenses son fácilmente accesibles en Cuba.
A pesar del embargo, los productos estadounidenses son fácilmente accesibles en Cuba. AP
A pesar del embargo, los productos estadounidenses son fácilmente accesibles en Cuba. AP