Últimas Noticias

Un concierto desafinado por la política

Juanes en el ensayo de Paz sin Fronteras en la Plaza de la Revolución.
Juanes en el ensayo de Paz sin Fronteras en la Plaza de la Revolución.

El rockero colombiano Juanes se colgará su afinada guitarra a las 2 p.m. del domingo en la Plaza de la Revolución en La Habana, pero desde hace meses el concierto ha provocado una fuerte desafinación política.

Juanes ha repetido, una y otra vez, que su concierto Paz sin Fronteras "no es político'', pero la presentación arrastra toda la carga política de una dictadura de 50 años y su siempre creciente comunidad exiliada. Y, una vez más, un evento aparentemente cultural se convierte en una ventana sobre el papel que las artes y los artistas han jugado históricamente en promover la agenda del gobierno cubano y, en algunos casos, cuestionándola.

"Cuba es un país dividido y la política lo afecta todo'', afirmó Alejandro Ríos, observador de la situación cultural en Cuba y director de la Serie de Películas Cubanas del Miami Dade College. "El mismo Juanes es político, sus canciones hablan de problemas y causas sociales''.

El concierto --al que se espera que asista medio millón de personas y que se realizará en el mismo lugar donde el papa Juan Pablo II dijo misa en 1998-- es un clásico estudio de cómo el gobierno cubano usa la élite cultural de la isla para desacreditar a los disidentes, presentar a Cuba como un nación amante de la paz y a los exiliados cubanos de Miami como guerreristas.

En La Jiribilla, un boletín cultural en internet patrocinado por el gobierno cubano, se han publicado varios artículos y entrevistas con artistas que tergiversan la reacción al concierto en Miami.

Para el lector casual, La Jiribilla parece una simple revista cultural. Pero sus artículos están llenos de invectivas de intelectuales entrevistados en relación con sus carreras y el concierto.

En su número más reciente, La Jiribilla sigue a Olga Tañón, la cantante puertorrriqueña durante una visita al Conservatorio Amadeo Roldán y le atribuye haber dicho: "Cuba está más viva que nunca''. Tañón, que cantará el domingo en el concierto, dice que nunca tuvo una escuela como ese conservatorio cuando era niña y que ha estado llorando desde que llegó a La Habana porque está muy feliz de haber "resistido la presión para cancelar'' su presentación.

En otros titulares, La Jiribilla alega que los cubanos de Miami "están rompiendo los discos de Juanes con martillos''.

"¿A qué le temen?", pregunta el titular.

Estos son los hechos: El único que ha roto discos de Juanes frente las cámaras de televisión fue el líder de un pequeño grupo de activistas llamado Vigilia Mambisa.

"Que un concierto por la paz provoque tanta guerra por la simple razón de que se hace en Cuba es totalmente absurdo'', afirmó Jorge Perugorría, uno de los principales actores cubanos, en el mismo número.

Los comentarios de Perugorría han sorprendido a los que lo conocen.

Se hizo famoso con la película Fresa y Chocolate, por la que fue nominado para un Oscar en 1995 y en la que encarna a un homosexual que critica abiertamente al gobierno por perseguir a los homosexuales. Muchas de las estrellas de la película ya no están en Cuba, entre ellos el otro protagonista Francisco Gattorno, que hizo el papel de un fiel estudiante comunista. Gattorno vive en Miami desde hace años.

"¿Por qué un artista de la estatura de Perugorría tiene que someterse a algo así? Bueno, en Cuba defender al gobierno siempre tiene sus recompensas'', indicó Ríos.

Por supuesto, el concierto está en el centro de la atención desde que Juanes lo mencionó en un mensaje de Twitter en junio mientras visitaba La Habana. Los medios de comunicación han estado reportando todas sus incidencias desde entonces.

Pero los cubanos de Miami y de todo Estados Unidos han tenido opiniones muy diversas sobre el concierto, muchas de ellas favorables.

"Es significativo que ellos [en Cuba] tengan este concierto, tener a su país en el radar de la gente de la forma que sea'', comentó Michelle González-Maldonado, profesora de la Universidad de Miami, que nació aquí de padres exiliados.

"En parte abre su mundo y le abre el mundo a ellos. En Miami, Cuba siempre está con nosotros, pero cuando viajo y vivo en otras partes del mundo, no es una presencia diaria como en el sur de la Florida. Cualquier cosa que llame la atención sobre la isla le recuerda a la gente la comunidad cubana y sus luchas''.

González-Maldonado, profesora de Religión, añadió: "A los artistas se les debe permitir viajar a la isla y viceversa''.

¿Guerra en Miami?

No, por supuesto, pero muchas discusiones, análisis y críticas. Y también apoyo.

"La comunidad exiliada de Miami es muy diversa desde hace bastante tiempo'', aseguró Lillian Manzor, coordinadora de un programa de intercambio teatral con Cuba. "Comprende varias generaciones y tiene que ver con las diferentes olas de exiliados y con los que se van de Miami [para vivir en otras partes y visitar Cuba] y regresar''.

Manzor se fue de Cuba con sus padres en 1968, cuando tenía 10 años, y ha visitado la isla.

"Siempre ha habido y siempre habrá voces contra los intercambios culturales y de cualquier tipo de diálogo'', amplió. "Pero las opiniones no han sido unánimes. Sin embargo, a través de los años, la prensa se ha concentrado en las voces discordantes del exilio y las han presentado como representativas de la mayoría''.

El concierto de Juanes ya está haciendo historia en Miami con una información sin precedentes desde Cuba en los medios de comunicación del exilio.

Un popular programa nocturno, A Mano Limpia, de Oscar Haza, que se trasmite por el Canal 41 de América TeVé, ha tocado el tema del concierto desde hace semanas con un diverso panel de invitados: los que están a favor de los contactos con Cuba y los que creen que sólo es aceptable una posición militante contra un régimen totalitario, así como invitados con una visión más compleja sobre el concierto y la realidad cubana.

"Vamos a presentar y a discutir todos los puntos de vista como se hace en una sociedad democrática'', declaró Haza.

Amaury Pérez Vidal, cantautor cubano, uno de los organizadores del concierto de Juanes y también invitado a participar, se sumó a la discusión por teléfono desde La Habana.

Pérez Vidal confesó que ve con frecuencia A Mano Limpia a través de una antena parabólica que compró en México "cuando no era popular hacerlo''. Añadió que pensaba que todos los cubanos debían tener acceso a la información y agregó que Pánfilo, un cubano de a pie arrestado y condenado a dos años prisión por decir que los cubanos tenían hambre, no debía estar encarcelado. Se ha informado que Pánfilo fue enviado el viernes a un tratamiento de rehabilitación contra el alcoholismo de 21 días en el Hospital Siquiátrico de La Habana, conocido como Mazorra, y cuando lo concluya sería liberado.

El video de Pánfilo en YouTube pidiendo "jama'' (comida) ha tenido casi medio millón de visitas.

Tras la conversación con Pérez Vidal, Haza observó: "Veremos que le pasa. Su presentación en el concierto ya ha sido limitada a dos canciones''.

A la noche siguiente, otro invitado se preguntaba si Pérez Vidal todavía tendría su antena parabólica. Minutos más tarde, Pérez Vidal envió un mensaje electrónico al productor del programa para que pudiera leerse en el aire, diciéndole a Haza que lo estaba viendo y que todavía tenía su antena. Añadió que quería estar seguro que la gente comprendiera que estaba defendiendo el derecho a la información no sólo para él, sino ‘‘para todos los cubanos''.

El incidente fue muy notable porque Pérez Vidal y el otro organizador y participante del concierto, Silvio Rodríguez, han sido persistentes defensores del gobierno cubano, incluso ante la represión de periodistas independientes y disidentes. Ambos firmaron un documento apoyando el fusilamiento de tres hombres que trataron de escapar de la isla secuestrando una embarcación de las que hace el recorrido entre La Habana y el pueblo de Regla en el 2003.

Y pese a la apariencia de apertura, el gobierno cubano sigue reprimiendo.

Cuatro días antes del concierto, mientras se lavantaba la plataforma y algunos confiaban en que la música llevaría a un cambio positivo --y los partidarios, entre ellos Juanes, hablaban de "reconciliación''-- el gobierno cubano arrestaba a Yosvany Anzardo Hernández, quien defiende el acceso a la internet en Cuba y es creador de Red Libertad, un servicio independiente de correo electrónico en la isla.

Los que presenciaron su arresto lo describieron de "brutal''.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios