Últimas Noticias

Juanes regresó feliz a Miami; evita a la prensa

Juanes canta en la Plaza de la Revolución.
Juanes canta en la Plaza de la Revolución. AP

El cantante colombiano Juanes dijo el lunes que estaba "feliz'' por haber "sembrado una semilla muy bonita'' en el concierto Paz sin fronteras que se realizó la víspera en la Plaza de la Revolución, pero el periodista mexicano Fernando del Rincón denunció que las autoridades cubanas le impidieron cubrir el evento en La Habana.

Fernán Martínez, mánager del cantante, confirmó a El Nuevo Herald que Juanes ya se encontraba en su casa de Key Biscayne "muy feliz con su familia y disfrutando a Dante, su bebé recién nacido''.

En declaraciones a la agencia EFE poco antes de partir de la capital cubana con rumbo a Miami, Juanes dijo que estaba "totalmente agradecido'' con el pueblo de Cuba y su cariño.

De igual forma señaló que el concierto representa "un antes y un después para toda la comunidad [cubana] y la región''. El artista manifestó que concebía el evento como un mensaje de reconciliación entre los cubanos de la isla y los del exilio, lo que quiso ratificar cuando gritó: ‘‘¡Arriba Cuba, arriba La Habana, arriba Estados Unidos, Miami, Nueva York y Washington!''

Juanes reveló que había llorado varias veces, "de frustración y de rabia, pero también de alegría'', ante la polémica generada por su concierto. Sin embargo, una vez concluido felizmente el maratón musical de casi seis horas, el cantautor y parte de sus colegas de Paz sin fronteras celebraron en el Hotel Nacional, donde se alojaban.

"Hicimos una tremenda fiesta en el lobby del hotel, cantamos con el maestro Vicente Feliú porque nos sentíamos muy agradecidos con el pueblo de Cuba'', resaltó.

El balance de Juanes contrasta con la experiencia vivida en La Habana por Fernando del Rincón, presentador de Paparazzi TV Sensacional (Mega TV), a quien se le prohibió ejercer su oficio a pocas horas de haber arribado a la isla.

"En el Centro Internacional de Prensa me recibieron dos funcionarios que me llevaron a un cuarto de protocolo y me dijeron que SBS [Spanish Broacasting System] no estaba autorizada para cubrir el evento'', expresó Del Rincón en declaraciones a El Nuevo Herald el lunes por la tarde a su regreso a Miami.

"Uno de ellos se identificó como Raúl González, encargado de prensa'', dijo el presentador, que viajó a La Habana con pasaporte mexicano y visa de turista con la esperanza de que se la cambiaran por una de prensa acreditada.

"Luego me explicaron que por la transparencia con que yo me manejé tendrían la cortesía de permitirme permanecer en el país en calidad de turista. Pero me advirtieron que si cualquier oficial me veía entrevistando a la gente me podía arrestar'', agregó.

Del Rincón relató que minutos después notó que dos hombres lo seguían hasta el elevador del hotel y se bajaron en el piso donde él estaba hospedado.

"Los tipos me abrieron el elevador, se bajaron en el piso cuatro, me siguieron, y yo entré a mi habitación. Al día siguiente también estaban en el lobby'', contó del Rincón.

Pese al susto, el periodista mexicano se fue a la calle con el fin de conseguir historias, y al regresar al hotel le informaron que lo habían cambiado de habitación.

"Eso ocurrió el sábado, pero el domingo me encontré la habitación abierta y escuché que la mucama les decía a unos hombres que yo andaba por ahí con la camarita''.

El lunes, poco antes de tomar el avión en que regresaría a Miami, el presentador de Mega TV fue interrogado por un guardia en el aeropuerto.

"Me preguntó cuántas tarjetas de memoria [para la cámara] tenía, dónde vivía, si yo realmente era paparazzo. Después me abrieron la maleta y me retuvieron el pasaporte. El comentario final del guardia fue que de ésa iba a salir librado''.

Según Del Rincón, el guardia jamás sospechó que escondió sus tarjetas de memoria bajo su ropa interior.

Esta información ha sido complementada con reportes de la agencia EFE.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios