Últimas Noticias

EEUU y Cuba amplían colaboración científica

Científicos estadounidenses y cubanos consideran que la colaboración entre ambos países en ciencias marinas es crucial, ya que las especies migran en las aguas que los separan y enfrentan amenazas diversas.

"La ciencia no puede operar de forma efectiva con ellos (los cubanos) haciendo lo suyo, y nosotros haciendo lo nuestro, en básicamente la misma masa de agua", dijo Robert Hueter, director del Centro de Investigación de Tiburones en el Laboratorio Mote Marine de Sarasota, Florida.

"Compartimos esa agua ahí afuera", dijo Hueter, sentado frente a una mesa con vista a la bahía que da al Golfo de México. "Parte de ella, al menos, podría acabar en las costas de Cuba. Y ciertamente, algunos de los peces podrían acabar en Cuba".

Algunos de los desafíos a los que se enfrentan las especies marinas en la zona son la contaminación, la muerte de los corales y las especies invasoras.

Debido a ello, cuatro científicos cubanos viajaron a Estados Unidos esta semana, haciendo escala en Washington para reunirse con el Fondo de Defensa del Medio Ambiente (Environmental Defense Fund, en inglés), que facilitó su visita, y con científicos del Laboratorio Mote Marine el viernes.

El encuentro demostró, en cierta manera, otro indicio de las cambiantes aguas políticas entre la isla y Estados Unidos: durante los últimos años, los científicos cubanos han tenido muchas dificultades para obtener visados con el fin de acudir a congresos internacionales, y pocos investigadores estadounidenses han visitado la isla.

Los científicos cubanos de este viaje, en cambio, obtuvieron sus visas en menos de dos meses. Se espera que más científicos estadounidenses acudan a un congreso académico en La Habana a fin de año.

"Creo que este es un viaje que marca precedentes porque en los últimos cinco o siete años se han emitido muy pocos visados para cubanos, científicos cubanos y académicos", dijo Dan Whittle, un abogado del Fondo de Defensa del Medio Ambiente.

Hueter indicó que la necesidad de colaboración puede compararse con el hecho de estudiar huracanes y no examinar datos a medida que las tormentas cruzan Cuba.

"No llegaríamos muy lejos con ese enfoque. Y de hecho, no hemos hecho eso. Hemos trabajado con los cubanos en la ciencia de los huracanes y la predicción de éstos. Tenemos que hacer lo mismo con las ciencias marinas", afirmó.

  Comentarios