Últimas Noticias

Irán buscará en Viena acuerdo para comprar uranio enriquecido

Una delegación iraní de alto rango partirá esta madrugada de Teherán rumbo a Viena para negociar con Francia, Estados Unidos y Rusia la posibilidad de comprar uranio enriquecido en el exterior.

El embajador iraní ante el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), Ali Asghar Sultaniyeh, liderará la misión, a la que se ha sumado el asesor del Organismo iraní de la Energía Atómica, Hamid Reza Asgari, y su director ejecutivo, Mehdi Janiki.

Según fuentes locales, el objetivo es garantizar que Irán podrá comprar uranio enriquecido hasta un 20 por ciento para poder utilizarlo en un reactor dedicado a la investigación y el desarrollo médico.

El pasado uno de octubre, el régimen iraní retomó el diálogo nuclear con las grandes potencias, que le acusan de ocultar, bajo su programa atómico civil, otro de naturaleza clandestina y aplicaciones militares cuyo objetivo sería la adquisición de un arsenal nuclear.

Fuentes europeas indicaron que durante la reunión se plantearon varias propuestas, incluida una para que Irán envíe su uranio empobrecido al exterior y lo recupere meses después enriquecido al veinte por ciento.

Pero de acuerdo con la cadena de televisión estatal por satélite iraní, el régimen desecha esta idea y pretende comprar el uranio ya enriquecido a Francia, Rusia e incluso a Estados Unidos, país con el que no mantiene relaciones diplomáticas desde hace casi treinta años.

Además, Teherán ya ha advertido que si las negociaciones en Viena fracasan, buscará métodos propios e independientes para conseguir el uranio que necesita.

Pese al inicial optimismo, las negociaciones entre Irán y el denominado grupo 5'1 -integrado por EEUU, Francia, China, Rusia y el Reino Unido más Alemania- continúan en el alero.

El próximo 25 de octubre está previsto que expertos del OIEA viajen a Irán para inspeccionar la nueva planta de enriquecimiento de uranio que Irán construye desde hace meses bajo una colina cerca de la ciudad santa de Qom.

La instalación salió a la luz pública el pasado 25 de septiembre después de que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, acusara al régimen iraní de traicionar la confianza internacional al construirla de forma clandestina.

Irán negó que actuara en secreto y argumentó que había informado apenas cuatro días antes al OIEA, pese a que el Tratado de No Proliferación no le obliga a hacerlo hasta que falten seis meses para que entre en funcionamiento.

  Comentarios