Últimas Noticias

Reclamo del Vaticano queda sin respuesta

El presidente del Consejo para las Comunicaciones Sociales del Vaticano, el arzobispo italiano Claudio María Celli, conversa con periodistas poco antes de concluir su visita.
El presidente del Consejo para las Comunicaciones Sociales del Vaticano, el arzobispo italiano Claudio María Celli, conversa con periodistas poco antes de concluir su visita.

El presidente del Consejo del Vaticano para las Comunicaciones Sociales, Claudio Celli, terminó el domingo una visita a Cuba en la que pidió que su iglesia tenga acceso normal y frecuente a los medios masivos de la isla, todos controlados por el Estado, pero no obtuvo respuesta concreta.

"He pedido a las autoridades que se pueda conceder a la Iglesia un acceso más normal a los medios. Ojalá que esto se realice'', dijo el prelado en una entrevista antes de partir de regreso a Roma.

"No me han dado una respuesta, ni yo me la esperaba en aquel momento'', reconoció el prelado.

Agregó que las autoridades del único país de América gobernado por un Partido Comunista han tenido con él "una actitud respetuosa y muy cordial''.

Por otra parte, desmintió que se haya referido al caso de la cubana Yoani Sánchez, quien ha recibido varios premios internacionales por su blog desdecuba/generaciónY, y quien denunció el viernes que fue retenida temporalmente y golpeada por supuestos agentes de la seguridad del Estado. "No mencioné el nombre de la señora. Yo mencioné ese blog como ejemplo de lo que se hace, de las posibilidades que las tecnologías modernas ofrecen. Además, esta persona había conseguido un premio internacional, pero era como un pincelazo de mi conferencia, no era la sustancia'', dijo Celli. "Ni la conozco personalmente. No puse ese nombre porque para mí era solo hacer referencia a las posibilidades que hoy día ofrecen las nuevas tecnologías, porque estaba hablando de blogs'', agregó. Sobre una visita papal a Cuba, fue evasivo: "No soy profeta'', pero agregó: "confieso que sería una cosa muy hermosa''.

Al llegar a La Habana, Celli había dicho que su deseo era "que la Iglesia cubana paulatinamente pueda tener un acceso normal a los grandes medios de comunicación que las grandes tecnologías, como radio, televisión, Internet y multimedia, hoy día nos ofrecen''.

"Debería ser un camino normal para cualquier persona y al mismo tiempo para la Iglesia, que tiene que vivir la tarea profunda de difundir la cultura de respeto, de diálogo, de amistad'', añadió.

Celli se entrevistó con autoridades estatales y del gobernante Partido Comunista, único autorizado en la isla, para manifestarles esa inquietud, pero dijo que no era su propósito hacer peticiones concretas, porque eso corresponde a los obispos de la isla.

Conversó con el presidente del Instituto de Radio y Televisión, Ernesto López, un viceministro de Informática y Comunicaciones, Ramón Linares, y un funcionario de la Oficina de Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista, Carlos Samper. Las fuentes no detallaron el contenido de esas conversiones ni tampoco si Celli abogó por el acceso a los medios, aparte de su iglesia, para el resto de los cubanos. El arzobispo aclaró que está informado de que su iglesia tuvo "acceso a la radio y la televisión en algunos momentos, que han sido muy positivos y apreciados por el pueblo'', pero que desea que ocurra no sólo en ocasiones especiales, sino como algo normal. El prelado asistió a la asamblea plenaria de la conferencia de obispos de Cuba y el viernes dictó una conferencia titulada "Iglesia, medios de comunicación y cultura digital''. Celli, de 68 años, fue nombrado presidente del Consejo de las Comunicaciones por Benedicto XVI en 2007; antes era secretario de la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica. Su llegada a Cuba coincidió con la presentación anoche del nuevo nuncio en la isla, el también arzobispo italiano Giovanni Becciu, quien antes fue embajador en Angola y en Santo Tomé y Príncipe. El Gobierno cubano anunció la semana pasada el nombramiento de Eduardo Delgado Bermúdez, hasta entonces director general del ministerio de Exteriores, como nuevo embajador en la Santa Sede. En febrero de 2008 visitó Cuba el secretario de Estado del Vaticano, cardenal Tarcisio Bertone, y se reunió con el presidente cubano, general Raúl Castro, pocos días después de que la Asamblea lo ratificase en ese cargo que ocupaba interinamente desde julio de 2006 por la enfermedad de su hermano mayor, Fidel. EFE

  Comentarios