Últimas Noticias

Ejecutan a cubano convicto por asesinato en Houston

El cubano Yosvanis Valle fue ejecutado este martes en el penal de Huntsville (Texas) tras ser declarado culpable del asesinato de un narcotraficante en 1999.

Valle, nacido en La Habana, en 1975, recibió la combinación de sustancias letales por vía intravenosa en ambos brazos y su muerte fue constatada 21 minutos después, dijo una portavoz del penal de Huntsville.

Minutos antes de ser postrado en una camilla, Valle pidió el perdón de los familiares de su víctima.

''Me vi obligado a hacerlo. Yo era el miembro de una pandilla. Nunca quise matar a vuestro hermano. Sólo yo tengo la culpa. No voy a responsabilizar a nadie'', dijo Valle, según relató la portavoz del penal.

''Amo a mi familia y comprendo por qué tengo que pagar este precio. Lo lamento. Yo lo hice. Alcalde... estoy listo'', agregó dirigiéndose a las autoridades de la prisión.

Para su última cena, Valle pidió cebollas frescas, jalapeños, queso, papas fritas y cuatro hamburguesas acompañadas por arroz al estilo mexicano y tomates.

El convicto, miembro de la pandilla hispana Raza Unida, fue condenado a muerte por el asesinato de José Martín Junco y se convirtió este martes en el prisionero número 21 que recibe la pena capital este año en Texas.

La ejecución se llevó a cabo después de que el Tribunal Supremo de EEUU rehusara revisar su caso y sus abogados agotaran todos los recursos para salvarle la vida con una petición denegada ante la Junta de Perdón y Libertad bajo Palaba de Texas para que se le conmutara la sentencia por cadena perpetua.

Valle recibió el lunes la visita de familiares y amigos en la prisión.

Durante su juicio los fiscales expusieron al jurado que Valle habría cometido además otro asesinato, y ordenado dos más a miembros de su pandilla.

La defensa por su parte buscó sensibilizar al jurado al exponer una niñez de pobreza y abusos en Cuba, en donde el pequeño Yosvanis era golpeado por los amantes de su madre, e incluso presenció el abuso y las violaciones a los que ésta fue sometida.

A pesar de que el convicto reconoció otros delitos, ha sostenido en todo momento su inocencia en el asesinato de Junco y asegura que su condena se debe a que no pudo pagar una defensa eficiente.

Valle fue arrestado en 1999, tras haber acudido a Pasadena, Texas, a pagar la fianza de un miembro de su pandilla quien sin saberlo él, lo responsabilizó del homicidio.

Su abogado defensor, Ronald Moore, indicó que en el caso del cubano, se han agotado -con la ayuda del Servicio de Abogados Defensores de Texas- todos los recursos legales a los que en estos casos se puede recurrir para obtener una suspensión de la ejecución.

''Si hubiera algo más que hacer lo haríamos, pero no lo hay'', dijo este fin de semana a los medios de comunicación.

Valle era uno de dos hispanos, de una lista de nueve reos condenados a muerte con fecha de ejecución en Texas, y se ha convertido en el preso 21 que el estado ejecute en lo que va del año.

  Comentarios