Últimas Noticias

Boxeador cubano inicia su ruta en Miami

Aunque subía al ring a pelear con la misma convicción de siempre, Yoandri Salinas tenía que acudier a un gran esfuerzo de concentración para evitar que su mente estuviera en otra parte más allá de Cuba.

Después de dos intentos de salida ilegal y de la dura advertencia de que su carrera amateur había llegado al final, Salinas quedó absolutamente convencido de que su futuro se encontraba lejos de la isla.

Y ahora, muy cerca de su debut profesional el 4 de diciembre en La Covacha como parte de la velada "Back Alley Brawl'', el púgil de Ciego de Avila no puede evitar cierto nerviosismo, asociado al repaso de lo que ha sido su vida.

"Un debut es un nuevo comienzo y uno siempre espera iniciar con buen pie, o en este caso con buen golpe'', afirmó Salinas del cartel patrocinado por las compañías GD BIG Promotions y De Cubas Presents. "Estoy obligado a ganar, a abrirme camino por mí y por los que dejé atrás en Cuba, por mi familia y por mis dos hijos que quedaron allá''.

Salinas se encuentra solo, pero al menos ha encontrado a una importante cantidad de ex compañeros de la selección nacional y un ambiente boxístico que lo ha acogido en un momento de repunte para el deporte de los puños.

El varias veces campeón nacional -derrotó en par de oportunidades al medallista de plata olímpico Andy Laffita- y subtitular panamericano ya sabía del éxito de algunos de sus compatriotas, pero no esperaba ver la cantidad de guerreros antillanos que conviven en Estados Unidos y, específicamente, Miami.

"Extraño mi familia, pero estar rodeado de tantos amigos me hace la vida más llevadera'', expresó el avileño, de 24 años. "Y luego, he conocido mucha gente buena por acá, como mi mánager Yosdani Veloz y mi entrenador Osmiris Fernández''.

El Morito Fernández se ha encargado de facilitar la transición de Salinas hacia el pugilismo rentado, pues los boxeadores recién llegados de la isla traen de equipaje deportivo demasiados elementos que no tienen cabida en los cuadriláteros profesionales.

"Se trata de cambiar algunos aspectos defensivos, la manera de utilizar las manos, la preparación física'', explicó Fernández. "Pero en el caso de muchachos como Yoandri todo es menos problemático por el talento natural que posee''.

Aún se desconoce quién será el rival de Salinas el próximo viernes, pero eso es lo que menos preocupa al antillano.

"Sólo deseo causar buena impresión y demostrarle a aquellos que han confiado en mí que valgo la pena'', agregó el púgil, quien subirá en las 122 libras. "Que los que me vayan a ver el 4 de diciembre se queden con ganas de ver más de Yoandri Salinas''.

Los precios para esta velada del 4 de diciembre -donde estarán también los cubanos Yudell Johnson, Yordanis Despaigne y Yunier Dorticós- oscilan desde $35 a $200. Los interesados pueden llamar al teléfono 786-888-3251.

  Comentarios