Últimas Noticias

Gobierno de Raúl Castro disuelve 139 cooperativas

Campesinos cubanos cosechan arroz el 6 de junio de 2008, en la Cooperativa Camilo Cienfuegos, del poblado Bahía Honda, en la provincia de Pinar del Río, unos 120 kms al oeste de La Habana (Cuba). EFE/Str
Campesinos cubanos cosechan arroz el 6 de junio de 2008, en la Cooperativa Camilo Cienfuegos, del poblado Bahía Honda, en la provincia de Pinar del Río, unos 120 kms al oeste de La Habana (Cuba). EFE/Str

El gobierno de Raúl Castro disolvió desde 2008 un total de 139 cooperativas trabajadas en tierras estatales por malos resultados, deudas y ‘‘corrupción'', como parte de una reforma agrícola en Cuba, informó este viernes el diario oficial Granma.

"La decisión tuvo en cuenta resultados económicos adversos y deudas sin respaldo productivo, déficit de fuerza de trabajo, deterioro en los rendimientos y connotadas manifestaciones de corrupción'', señaló Granma.

Tras la disolución de las 139 llamadas Unidades Básicas de Producción Cooperativa (UBPC) entre 2008 y 2009, quedan 1,463, que ocupan "el 42% de las tierras cultivables'' del país y "de las cuales 402 no obtienen ganancias''.

Algunas de esas empresas se transformaron con el tiempo ‘‘en hospederos de la burocracia'' y "se apartaron de los principios esenciales'' que les dieron origen, entre ellos ‘‘rescatar tierras ociosas, incrementar la producción y el ingreso de los trabajadores'', añadió.

"Buena parte de esas entidades fue víctima de una mala selección de los cuadros (dirigentes), descontrol, bajos rendimientos, improvisación y reiteradas pérdidas, que devinieron pesada carga para el Estado. Los gastos eran excesivos y la respuesta productiva extremadamente pobre'', apuntó, y aclaró que algunas tienen "excelentes resultados''.

La disolución de esas UBPC forma parte de la reestructuración que lleva a cabo Raúl Castro desde hace dos años, para aumentar la producción agrícola y sustituir importaciones de alimentos que alcanzaron los $2,500 millones en 2008.

Las UBPC fueron creadas en 1993 a partir de empresas agrícolas estatales transformadas en cooperativas con sus trabajadores, que mantienen las tierras en usufructo, como parte de reformas económicas de apertura.

Coexisten en la estructura agrícola de Cuba con las Cooperativas de Producción Agropecuaria (unión de tierras de pequeños propietarios) y las de Crédito y Servicio (que requieren financiamiento y servicios de maquinaria), además de los campesinos independientes.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios