Últimas Noticias

Las Damas de Blanco vuelven a las calles

Laura Pollán, Líder de las Damas de Blanco, junto a unas 60 integrantes de este movimiento de familiares de opositores cubanos apresados en 2003, desfila por quinto día consecutivo hoy, viernes 19 de marzo 2010, en La Habana (Cuba), rodeadas de policías y cientos de partidarios de los hermanos Fidel y Raúl Castro, quienes las insultaron y abuchearon. EFE/Alejandro Ernesto
Laura Pollán, Líder de las Damas de Blanco, junto a unas 60 integrantes de este movimiento de familiares de opositores cubanos apresados en 2003, desfila por quinto día consecutivo hoy, viernes 19 de marzo 2010, en La Habana (Cuba), rodeadas de policías y cientos de partidarios de los hermanos Fidel y Raúl Castro, quienes las insultaron y abuchearon. EFE/Alejandro Ernesto

Por quinto día consecutivo, con el doble de participantes de la jornada anterior, las Damas de Blanco marcharon por La Habana exigiendo la libertad de esposos e hijos detenidos durante una redada masiva contra opositores conocida como la Primavera Negra del 2003.

"Cada día que salimos y hacemos la marcha por nuestros familiares detenidos es una victoria'', manifestó Laura Pollán, líder del movimiento de las Damas de Blanco, convertido en un poderoso símbolo de oposición que ha generado admiración internacional.

"En cinco días de estar saliendo y estar siendo hostigadas y atacadas, hemos podido lograr nuestro objetivo, que nuestros presos sepan que los estamos apoyando'', dijo Pollán desde su casa en La Habana. "Por esto, nos sentimos satisfechas''.

Pollán habló con El Nuevo Herald por teléfono luego de terminar la marcha realizada desde la Iglesia de Nuestra Señora de la Caridad del Cobre, en Centro Habana, hasta su casa en La Habana Vieja.

Por segundo día, las Damas de Blanco lograron realizar su marcha sin sufrir la violencia oficial. Pero fueron seguidas y acosadas por un grupo de unas 100 personas vestidas

de civil que Pollán describió como miembros del Ministerio del Interior. A diferencia del jueves, en que sumaron 30, el viernes participaron en la demostración 60 mujeres.

Pollán dijo que los hostigadores no eran espontáneos, sino que seguían instrucciones de uno o más dirigentes que a veces coreaban: "Uno, dos tres, ¡ahora!'', como señal para comenzar a lanzar insultos o iniciar una ronda de gritos contra las manifestantes.

"Era algo organizado, montado'', explicó Pollán.

Las marchas de las Damas de Blanco conmemoran el séptimo aniversario de la Primavera Negra, un operativo de la Seguridad del Estado dirigido principalmente contra periodistas independientes y activistas de derechos humanos. En aquel momento, fueron encarcelados 75 opositores, de los cuales 53 permanecen en prisión.

Las turbas opositoras han salido al paso de las Damas de Blanco todos los días. La marcha del miércoles fue interrumpida violentamente cuando las mujeres fueron subidas a la fuerza y con violencia en autobuses por policías y agentes de la Seguridad del Estado vestidos de civil y de uniforme. El comportamiento de las autoridades provocó una ola de críticas y condenas internacionales.

El viernes, dijo Pollán, la turba que las siguió irrumpió en la iglesia. Pero adentro de la iglesia sus integrantes dejaron de gritar y se quedaron de pie frente a los bancos donde ellas estaban sentadas.

El párroco, dijo Pollán, invitó a todos a sentarse, pero el grupo pro gubernamental ignoró la invitación y se quedó de pie mirándolas "con ojos desafiantes''

"Fue algo muy desagradable. Me sentí muy mal dentro de la iglesia, viendo ese desafío'', dijo Pollán. "Me pregunto: ¿para qué traen esas turbas a hacer estos actos de repudio?"

Pollán dijo que aunque el grupo que las hostigó el viernes era similar al de los de días anteriores, parecía más pequeño.

"Hubo menos gentes, me pareció'', dijo.

Según una información colgada en el blog Penúltimos días, de España, un grupo de blogueros y otros simpatizantes se sumaron a la marcha.

El gobierno cubano ha dicho que las protestas contra las Damas de Blanco son expresiones espontáneas de sus partidarios.

Pero Pollán dijo que la turba del viernes llegó y partió en autobuses y que respondía a lo que parecían directrices.

Añadió que el sábado tendrán otro evento que comenzará en su casa. no quiso adelantar detalles.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios