Últimas Noticias

Funcionaria de la embajada cubana en México habría desertado

Una diplomática cubana radicada en México desertó la semana pasada junto con su esposo y hasta ahora se desconoce su paradero, informaron el martes algunos familiares preocupados.

Yusimil Casañas, de 25 años y encargada de la sección de pasaportes de la embajada cubana en la Ciudad de México, y su esposo, Michel Rojas, de 32, desaparecieron el 17 de marzo, informó su tío, Esteban Casañas Lostal, que vive en Canadá.

La embajada cubana en México es una de las mas grandes que la isla tiene en el mundo, en parte porque también sirve de base para las operaciones de inteligencia y propaganda contra Estados Unidos, según expertos estadounidenses de inteligencia.

La madre de Yusimil, Danay Casneiro, lo contactó para reportar las deserciones y pedir su ayuda en caso de que sean detenidos por autoridades mexicanas, que pudieran negarles asilo y tratar de obligarlos a regresar a Cuba, dijo Casañas Lostal.

La madre reportó haberle pedido al Ministerio de Relaciones Exteriores información sobre la pareja, pero sólo le respondieron que "habían desertado'', declaró Casañas Costal a El Nuevo Herald por teléfono desde Canadá.

Jaime Suchlicki, director del Instituto para Estudios Cubanos y Cubano Americanos de la Universidad de Miami, dijo el martes por la noche que Casañas pudiera convertirse en una persona de mucho interes y valor para el gobierno de Estados Unidos si tiene información sobre el tipo de personas y las nacionalidades de quienes buscan viajar a Cuba.

"Todo depende de si tenía acceso a este tipo de información y si puede proveer esa información sobre las personas que tratan de ir a Cuba o van a Cuba a traves de México'', dijo Suchlicki. "Todo depende de su posición y qué clase de acceso tenía."

La embajada de Cuba en México figuró ampliamente en las investigaciones federales sobre el asesinato del presidente John F. Kennedy en 1963 cuando se descubrió que dos meses antes del asesinato en Dallas, Lee Harvey Oswald visitó la sección consular para solicitar una visa a Cuba.

El vocero de prensa de la embajada no se encontraba en su oficina el martes, y una persona que contestó dos llamadas telefónicas de El Nuevo Herald afirmó que sólo el portavoz podía hacer algún comentario sobre el caso.

Casañas y Rojas regresaron a la Ciudad de México el 17 de marzo tras unas vacaciones en Cuba, dejaron sus pertenencias en la embajada y tomaron el vehículo oficial asignado a la pareja. Desde entonces no se ha sabido de ellos, dijo su tío.

Es probable que hayan pensado cruzar la frontera con Estados Unidos y pedir asilo político, que sería concedido automáticamente.

Pero funcionarios de la embajada cubana pudieran haberles pedido a las autoridades mexicanas que estuvieran a la búsqueda de la pareja y el carro, añadió el tío.

Casañas había trabajado previamente en la misión diplomática en Naciones Unidas, dijo su tío, quien no tenía más información sobre Rojas, aunque los cónyuges de los diplomáticos cubanos en el exterior generalmente también trabajan en las embajadas.

No es la primera vez que un funcionario de una embajada cubana ha desertado, aunque la práctica no es frecuente.

En 1965, por ejemplo, un consejero de la embajada cubana en Madrid --Odón Alvarez de la Campa-- desertó y en alguna época vivió en Orlando.

Y en el 2000, Pedro Aníbal Riera Escalante, un ex oficial de la inteligencia cubana y ex cónsul en México, intentó desertar pero luego de pedir asilo en la capital mexicana fue deportado a Cuba donde fue encarcelado.

El redactor de El Nuevo Herald Alfonso Chardy contribuyó a este artículo.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios