Últimas Noticias

Las Damas de Blanco desfilan en La Habana

Integrantes de Las Damas de Blanco, un grupo de familiares de los 75 disidentes presos en Cuba en 2003, son abucheadas por partidarios del Gobierno hoy, jueves 25 de marzo de 2010, en La Habana, durante la marcha que protagonizan en solidaridad con la manifestación realizada en su apoyo en Miami, en donde miles de manifestantes se concentraron en la Calle Ocho en solidaridad con esa organización femenina, en un hecho sin precedentes del exilio cubano en EE.UU.. La cantautora colombiana Shakira se unió a la convocatoria de la también intérprete Gloria Estefan en apoyo a la agrupación. EFE/Alejandro Ernesto
Integrantes de Las Damas de Blanco, un grupo de familiares de los 75 disidentes presos en Cuba en 2003, son abucheadas por partidarios del Gobierno hoy, jueves 25 de marzo de 2010, en La Habana, durante la marcha que protagonizan en solidaridad con la manifestación realizada en su apoyo en Miami, en donde miles de manifestantes se concentraron en la Calle Ocho en solidaridad con esa organización femenina, en un hecho sin precedentes del exilio cubano en EE.UU.. La cantautora colombiana Shakira se unió a la convocatoria de la también intérprete Gloria Estefan en apoyo a la agrupación. EFE/Alejandro Ernesto

Las Damas de Blanco de Cuba marcharon el jueves por el famoso Malecón de La Habana al mismo tiempo que la multitud de Miami y fueron acosadas por una turba gubernamental, pero sin violencia, afirmaron miembros de la agrupación de mujeres.

Se reportó que otro grupo de opositoras marcharon en Matanzas, ciudad al este de La Habana.

Un disidente afirmó que simpatizantes del gobierno armados con palos y barras de hierro habían atacado su casa.

"Queríamos estar en la calle simultáneamente con todas esas personas que se identificaron con nuestro dolor. En un día no muy lejano vamos a estar todos juntos'', declaró Berta Soler Fernández, miembro de las Damas de Blanco en La Habana.

Las activistas, todas familiares de disidentes encarcelados, marcharon portando banderas cubanas y gladiolos por el Malecón cerca del Hotel Nacional y soltaron una bandada de palomas blancas, añadió Soler.

Un pequeño grupo de estudiantes universitarios defensores del gobierno acosaron a las mujeres con cantos de "¡Viva Fidel!''. Un grupo mayor de agentes de Seguridad del Estado y civiles se unieron luego a la protesta oficialista, pero no hubo violencia, reportó Soler.

Los simpatizantes del gobierno las siguieron hasta la casa de Laura Pollán, la portavoz de la agrupación, gritando lemas revolucionarios durante alrededor de 20 minutos antes de dispersarse, añadió Soler.

Durante la marcha, cuando El Nuevo Herald se comunicó con Soler en su teléfono celular, declaró: "Estamos marchando pacíficamente por estas calles en busca de la libertad de nuestros familiares. Es un derecho que tenemos''.

La llamada se desconectó y varios intentos de comunicarse con ella y otras activistas fueron respondidos por un mensaje grabado de la compañía telefónica cubana de que el número discado estaba equivocado.

Durante la protesta, la popular bloguera Yoani Sánchez comunicó vía Twitter que las Damas de Blanco habían llegado a 23 y Malecón "con un mitin de repudio alrededor de ellas''. Las llamadas a su celular parecieron estar bloqueadas.

Una marcha la semana pasada protagonizada por las Damas de Blanco en La Habana fue desbaratada con violencia por fuerzas de la Seguridad del Estado y una turba oficialista. El hecho suscitó un sinnúmero de declaraciones internacionales de condena.

Durante una conferencia de prensa el martes en Miami para anunciar la marcha por la Calle Ocho, la cantante Gloria Estefan el martes en Miami habló con Pollán por teléfono sobre el evento de Miami y propuso a las mujeres de La Habana que marcharan al mismo tiempo.

"Por supuesto, si quisieran caminar con nosotros también sería algo increíble'', afirmó Estefan a Pollán. "No queremos que sufran más violencia, ni más penurias, pero si pudieran caminar con nosotros sería fabuloso, sería increíble. Si no, aquí estaremos caminando con ustedes y por ustedes''.

Pollán respondió, pero no se pudo escuchar con claridad sus palabras porque la conexión telefónica era mala.

Mientras tanto, el disidente Luis Miguel Sigler reportó que una turba de civiles organizados por agentes de la Seguridad del Estado había tratado de romper la puerta de su casa, en el pueblo de Pedro Betancourt, en la provincia de Matanzas, y "amenazaron con matar a todos los que estaban dentro, del más grande al más pequeño''.

La turba, armada con palos y barras de hierro, no pudo forzar la puerta. Sigler se armó de un machete y "nuestros hijos estaban llorando de terror'', aseguró el disidente a El Nuevo Herald vía telefónica.

Sigler declaró que su esposa telefoneó a la estación local de la policía, pero le dijeron que las autoridades "no sabían nada'' de la turba, que se acercó a la casa a las 5:15, aproximadamente al mismo tiempo que ocurría la marcha en Miami.

El redactor de El Nuevo Herald Alfonso Chardy contribuyó a este reportaje.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios