Últimas Noticias

Jóvenes cubanos piden cambios y oportunidades

Dos jóvenes caminan hoy, sábado 3 de abril de 2010, frente a un cartel alusivo a la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), organización que celebra este fin de semana un congreso en La Habana (Cuba). Unos 800 delegados de la rama juvenil del gobernante Partido Comunista de Cuba (PCC) comenzaron en la capital de la isla su IX Congreso, en el que se espera que intervenga el presidente del país, el general Raúl Castro.
Dos jóvenes caminan hoy, sábado 3 de abril de 2010, frente a un cartel alusivo a la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), organización que celebra este fin de semana un congreso en La Habana (Cuba). Unos 800 delegados de la rama juvenil del gobernante Partido Comunista de Cuba (PCC) comenzaron en la capital de la isla su IX Congreso, en el que se espera que intervenga el presidente del país, el general Raúl Castro.

Ana Karla, Rogelio y Karem no habían nacido cuando Fidel Castro hizo la revolución en Cuba hace medio siglo, pero son parte de una generación ávida de cambios o indiferentes.

El asunto lo debatirá el IX Congreso de la Unión de Jóvenes Comunista (UJC) este sábado y el domingo, previo al del gobernante Partido Comunista (PCC) -pospuesto varias veces y aún sin fecha-, crucial para enrumbar la revolución ahora que la generación histórica, que encabezan los hermanos Fidel y Raúl Castro, bordea los 80 años.

"No hay cambios que se vean y por eso la juventud está desencantada y emigra. Desde hace rato nos están diciendo que viene el cambio, que habrá una mejoría, pero no hay cambios palpables'', dice a la AFP Ana Karla, estudiante de sociología de la Universidad de La Habana.

Vistiendo una camiseta a la moda, la joven de 20 años, quien se queja de que la ayuda oficial de 50 pesos (dos dólares) no le "alcanza para nada'', opina que Cuba ‘‘necesita una inyección de sangre joven, porque hay muchos cambios que los jóvenes visualizan y que las personas que están allá (en el gobierno) no ven''.

Coincidiendo con la posición oficial, Luisa Monteagudo, estudiante de historia, de 22 años, afirma que más bien "la palabra de orden es continuidad''. "Será un congreso para perfeccionar el socialismo'', auguró.

Las autoridades cubanas reconocen el tema como prioridad. El canciller Bruno Rodríguez dijo recientemente que le preocupa que el socialismo o la revolución sean un referente "lejano'' para los jóvenes de la isla, pero estimó "absurdo'' hablar de una generación "desencantada''.

Considerados los "nietos'' de la generación histórica de la revolución, la población de entre 15 y 35 años representa el 28% de los 11,2 millones de habitantes de la isla.

Nacieron o crecieron durante el que en Cuba se denomina "periodo especial'' en los años 90, cuando desapareció el bloque comunista soviético y la isla quedó sumida en una profunda crisis económica, social y de valores, cuando la escasez llegó a niveles extremos, se agudizaron las brechas sociales y resurgió la prostitución.

Agobiados por las carencias que impone una economía exigua, muchos jóvenes cubanos optan por abandonar la isla. Según datos oficiales, emigraron, sobre todo a Estados Unidos, unos 37.000 cubanos en 2009, la mayoría jóvenes, sin contar con los miles que lo hicieron ilegalmente.

Salir de la isla es muy complicado para los cubanos, debido a las limitantes legales que impone el gobierno y al alto costo que deben afrontar.

Las autoridades destacan las oportunidades de estudio gratis que tienen los niños y jóvenes en el sistema socialista, pero algunos optan por no estudiar ni trabajar, en un país donde el salario promedio ronda los 20 dólares, o buscan salir de la isla con título de profesional en mano al mercado competitivo de Estados Unidos o algún país de Europa.

Entre los que se quedan, algunos quieren la continuidad política, otros rechazan de plano la revolución, unos claman por la reconstrucción del país sobre el diálogo y las reformas, y también están los indiferentes.

"Lo mío es buscarme dos pesos y alimentar a mis hijos, lo que se trate en esa reunión realmente no me preocupa. No creo que nada vaya a cambiar'', comentó Rogelio García, un albañil de 25 años, muy entusiasmado con la victoria de su equipo, Industriales, en el campeonato local de béisbol.

En contraste, Karem Páez, maestra de 19 años, dijo esperar del Congreso de la UJC un debate "medular'' sobre cómo garantizar a los jóvenes "mejores oportunidades'' de empleo y recreación, pues muchos de los centros de diversión operan en la moneda equivalente al dólar, con precios inaccesibles para sus deprimidos bolsillos.

Los jóvenes cubanos de hoy tienen cada vez más acceso al mundo capitalista de Estados Unidos, Europa o algunos países de América Latina, a través de sus familiares y amigos en el exterior, el turismo y, a pesar de las dificultades del acceso a internet en la isla, al avance tecnológico.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios