Últimas Noticias

La iPad crea furor

Un joven muestra el nuevo ordenador tabla de Apple, el iPad, en San Francisco, Estados Unidos, hoy sábado 3 de abril.
Un joven muestra el nuevo ordenador tabla de Apple, el iPad, en San Francisco, Estados Unidos, hoy sábado 3 de abril.

Con tal de ser el primero en tener la herramienta de alta tecnología de moda, algunos fanáticos de los dispositivos electrónicos hacen casi cualquier cosa.

"Vine desde Brasil'', dijo Gabriel Farha, de 28 años. "Un viaje de 12 horas sólo por la iPad''.

La odisea terminó cuando se abrieron las puertas de vidrio de la tienda Apple en Lincoln Road, precisamente a las 9 a.m. del sábado. Dejaron entrar a los 10 primeros clientes, algunos con vasos de café en las manos. Detrás de ellos la cola doblaba la esquina, una multitud que incluía gente del vecindario y otros que llegaron tan lejos como de Alemania e Irlanda, donde la Ipad no comenzará a venderse hasta dentro de varias semanas.

Farha salió con el objeto de su deseo en una bolsa. "Esto'', dijo con gran entusiasmo, "es como... no tengo palabras para describirlo''.

La iPad es una tableta que está en algún lugar entre un iPod Touch, una laptop, un eReader y un reproductor portátil de DVD. Esta semana debutó simultáneamente en las portadas de Time y Newsweek, algo que sólo han logrado presidentes, Bruce Springteen y otros pocos.

Con 1.5 libras de peso, la pantalla táctil de 9.7 pulgadas de la iPad la hace ideal para consumir información, ya sea viendo películas, leyendo noticias, navegando internet, usando mapas o jugando. No tiene por fin sustituir a la PC tradicional.

Las iPad adquiridas el sábado se pueden conectar a internet de forma inalámbrica y el precio va de $499 a $699, en dependencia de la memoria. Más adelante este mes, Apple presentará una versión con acceso a la red Wi-Fi y 3G de AT&T con un plan que comienza en $14.99 mensuales. La iPad más barata que funciona con Wi-Fi y 3G cuesta $629.

Algunos críticos dicen que es un aparato que cuesta demasiado dinero y que no puede competir con una laptop. Los entusiastas piensan que tiene el potencial para cambiar la forma en que trabajamos y jugamos.

"Es una nueva generación de tecnología'', dijo Ulysis Ortiz, de 22 años y de Hollywood.

Ortiz y dos amigos se estacionaron cerca de la tienda de Apple en Lincoln Road casi 12 horas antes que abriera. Con cara de sueño y cansado, Ortiz dijo que era la primera vez que hacía fila para comprar un aparato de Apple, o cualquier otro dispositivo.

"Es emocionante'', dijo Ortiz, que planeaba comprar dos iPad, uno para él y otro para venderlo.

Dentro de la tienda se escuchaba música animada y los empleados aplaudían mientras los 10 primeros clientes entraban. Más de una docena de iPad estaban en exhibición para que los clientes las probaran. Algunos probaron juegos, otros vieron sus páginas de Facebook y otros probaron el teclado en la pantalla táctil.

El primero que emergió triunfante fue Francisco González, quien salió de la tienda con su iPad apuntando al cielo.

Tenía cara de haber logrado una hazaña.

"Es mágico'', dijo el estudiante del Miami Dade College y vecino de Westchester. ‘‘Había esperado mucho por esto''.

González, que cumple 19 años el domingo, dice que fue un regalo para él mismo.

Estefania Acquaviva, de 13 años, una "ratona de biblioteca'', llegó a la fila con su padre a las 5:30 a.m. Dijo que estaba ansiosa por empezar a bajar libros electrónicos con la iPad.

"Cuando se combina un iPhone, una laptop, un iPod, un televisor y un libro, eso es una iPad, que está cambiando el futuro'', dijo Estefania, de Key Biscayne.

Davide Di Cillo, de 29 años, programador y empresario de Coconut Grove, dice que es la creatividad de las aplicaciones creadas para la iPad lo que entusiasma a personas como Estefania, al igual que a los programadores y empresarios.

Ya hay aplicaciones para juegos, periódicos, libros infantiles interactivos, programas de televisión e impresión inalámbrica.

"Me parece que va a cambiar cómo vemos las computadoras'', dijo Di Cillo. "Gracias al tamaño y a las posibilidades de interfaz que tiene, le permite a uno hacer muchas cosas que parecerían forzadas en un iPhone''.

Para la empresa de mercadotecnia interactivas como BGT Partners en Aventura, la iPad ofrece un sinfín de opciones para clientes como Carnival Cruise Lines y Office Depot.

"Con la iPad hay muchas ventajas comerciales. Ya sea para una exhibición o para presentaciones. No va a ser el aparato común y corriente'', dijo David Clarke, fundador y socio gerente de BGT.

La compañía de Clarke ya ordenó seis de los modelos más avanzados que saldrán a la venta a finales de abril.

Las tabletas computarizadas llevan algunos años en el mercado, pero no han sido ampliamente aceptadas por los consumidores. Clarke dijo que la forma en que trabaja el menú de la iPad es diferente a cualquier otra computadora en el mercado.

"Algo tan revolucionario no sucede a menudo'', dijo Clarke. "No hay muchas cosas que puedan entusiasmarlo tanto a uno. Y eso es lo que han logrado. A la gente que le gusta los aparatos les va a encantar''.

La nueva interfaz fue lo que más le gustó al padre de Estefania, Fabrizio Acquaviva.

"Me gusta el diseño y la integración'', dijo Acquaviva, de 40 años, que trabaja en publicidad.

Leo Irakliotis, de 42 años, decano de la Facultad de Informática de la Universidad Nova Southeastern y entusiasta de Apple, ordenó uno de los modelos avanzados que saldrán al mercado a fines de este mes.

"Además de usarlo como un iPhone más grande, no estoy muy seguro qué puedo hacer con la Ipad para enseñar'', dijo Irakliotis.

Nicolas North tiene una idea de cómo usará su iPad: "Simplemente para todo'', respondió.

El joven de 17 años de Milán, Italia, planeó sus vacaciones a Miami cerca de la fecha en que saldría a la venta la iPad.

North logró lo que quería, pero no así Ulysis Ortiz, el joven de 22 años que compró una iPad para él y otra para vender.

Al final del día vendió la segunda iPad en eBay y ganó $300.

Sin embargo, mientras esperaba en fila con sus amigos a que abriera la tienda de Miami Beach, su automóvil fue remolcado, con lo que perdió lo que había ganado.

En definitiva, ¿valió la pena esperar toda la noche? Dijo su amigo David Duke, de 25 años: "No''.

  Comentarios