Últimas Noticias

Papa pide proteger a feligreses

El papa Benedicto XVI saluda a los cerca de 8,000 participantes en el congreso que se ha celebrado estos días bajo el nombre "Testigos digitales. Rostros y lenguajes en la era crossmedia" en Ciudad del Vaticano.
El papa Benedicto XVI saluda a los cerca de 8,000 participantes en el congreso que se ha celebrado estos días bajo el nombre "Testigos digitales. Rostros y lenguajes en la era crossmedia" en Ciudad del Vaticano. EPA

El papa Benedicto XVI dijo el domingo a un grupo de sacerdotes que deben proteger a sus feligreses de cualquier daño y recuperar su confianza, al elogiar los esfuerzos para combatir la pederastia, aunque el pontífice se abstuvo de mencionar el escándalo de abusos sexuales que ha sacudido su papado.

Benedicto XVI destacó que el domingo en Italia es el día nacional dedicado a recordar a los niños que son víctimas de la violencia. También elogió a un grupo dirigido por un sacerdote italiano que encabezó esfuerzos en el país para combatir "la violencia, explotación e indiferencia'' hacia los niños.

El Papa no mencionó la palabra pederastia, pero el grupo que mencionó, conocido como Meter, ha denunciado casos de abuso contra menores en Italia. El grupo fue fundado por el reverendo Fortunato Di Noto. Este año Di Noto lamentó que algunos de estos casos fueran manejados "con imprudencia'' por la iglesia.

"En esta ocasión, quiero sobre todo dar las gracias y animar a todos aquellos que se dedican a la prevención y a la educación'' contra la violencia, dijo Benedicto XVI. Destacó a los "padres, profesores y muchos clérigos, monjas'' y otros miembros de la iglesia que trabajan con gente joven en parroquias, escuelas y grupos.

El domingo fue el día que el Vaticano dedica anualmente a los esfuerzos para animar a jóvenes a ingresar en el sacerdocio. Benedicto XVI urgió al clero a seguir el ejemplo de Jesús "el Buen Pastor'' a la hora de realizar sus labores.

Un sacerdote debería "cuidar de sus feligreses con inmensa ternura y defenderles de cualquier daño, y los feligreses deberían confiar plenamente'' en su clero, dijo el Papa.

Las declaraciones del Papa llegan tras semanas de acusaciones de que él y otros dirigentes de la Iglesia ayudaron a perpetuar un sistema de encubrimiento de casos de sacerdotes que abusaron de niños en todo el mundo.

Las víctimas de abusos por parte de sacerdotes han exigido que el Papa admita su papel en apoyar lo que ellos consideran una cultura de secretismo que incluye el traslado de curas pederastas de parroquia en parroquia, o incluso de un país a otro tras quejas de abusos que no fueron reportados con rapidez a la policía y los fiscales.

El ministerio británico de Relaciones Exteriores, mientras tanto, se disculpó apresuradamente ante el pontífice después de la publicación de un memorando interno en el que varios funcionarios decían en broma que jefe de la Iglesia Católica podría abrir una clínica de abortos durante su próxima visita al país.

El documento también decía que el Papa podría presentar una línea de condones o cantar a dueto con la reina Isabel II en septiembre. Por si fuera poco, también daban a entender que el Papa podría dar la bendición a un matrimonio gay y reconocer el escándalo por abuso sexual al establecer una línea telefónica para niños que sufren vejaciones o al honrar a aquellos que comenzaron las denuncias.

El memorando fue escrito por funcionarios de bajo rango después de una lluvia de ideas en la que se buscaba analizar algunos planes para la visita, la primera que realiza algún Papa desde que lo hiciera Juan Pablo II en 1982.

Aunque también incluía algunos consejos para que el gobierno británico tratara el asunto de los abusos sexuales, el ministerio condenó muchas de las ideas expuestas, calificándolas como "faltas de juicio, irresponsables y e irrespetuosas''.

El embajador británico ante El Vaticano, Francis Campbell, se reunió con funcionarios importantes de la Iglesia Católica y pidió formalmente una disculpa, informó el Ministerio del Exterior.

Uno de los involucrados en la creación del memorando fue transferido a otras actividades, agregó.

"El ministerio británico de Relaciones Exteriores lamenta mucho este incidente y está profundamente arrepentido por la ofensa que ha causado'', dijo la dependencia.

"Valoramos mucho una relación profunda y productiva entre el Reino Unido y la Santa Sede, por lo que esperamos profundizar esto con la visita del Papa Benedicto XVI al Reino Unido''.

El vocero del Vaticano, Federico Lombardi, dijo que la disculpa de Gran Bretaña había sido recibida a través de la embajada de la Santa Sede.

"Proporcionaron todas las explicaciones y no hay nada que agregar'', dijo Lombardi.

  Comentarios