Últimas Noticias

Los Myers brindan información sobre labor de espionaje para Cuba

Walter Kendall Myers y su esposa Gwendolyn Myers aparecen en esta fotografía de febrero del 2009, en Washington.
Walter Kendall Myers y su esposa Gwendolyn Myers aparecen en esta fotografía de febrero del 2009, en Washington. Reuters

Los espías confesos Walter y Gwendolyn Myers se han reunido entre 50 y 60 veces con funcionarios federales para darles información sobre sus 30 años espiando para Cuba, dijeron el martes funcionarios del Departamento de Justicia.

La pareja de Washington se había declarado culpable en noviembre de haberle mandado secretos al viejo enemigo de Estados Unidos y estuvo de acuerdo en cooperar con el gobierno federal en un acuerdo que le ofreció a Gwendolyn Myers una condena mucho menor de la que hubiera obtenido de otra forma.

Walter Myers, un antiguo empleado del Departamento de Estado con acceso a la información más secreta - estuvo de acuerdo en una cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional. Gwendolyn Myers hubiera afrontado hasta 20 años de cárcel pero, bajo el acuerdo, pudiera cumplir entre seis y siete años y medio.

El juez federal de Distrito Reggie B. Walton estableció el martes la fecha de la sentencia para el 16 de julio. La pareja le ha pedido a Walton que los ubique en prisiones tan cercanas como sea posible.

El fiscal federal adjunto Gordon Michael Harvey le dijo a Walton que el gobierno había esperado que los interrogatorios de la pareja durarían unos seis meses, que los investigadores todavía estaban trabajando y que esperaban terminar las conversaciones en 30 o 40 días.

La pareja compareció el martes en el tribunal de Walton por primera vez en meses. Al parecer estaban de buen ánimo, vestidos en monos azules y camisas blancas de mangas largas. Mo le hablaron a la corte. En noviembre habían dicho - a través de un abogado - que habían actuado "no por razones egoistas o con la esperanza de ganancia personal sino por razones de consciencia y de compromiso personal''.

Acordaron pagarle al gobierno alrededor de $1.7 millones, el salario que Walter Myers ganó mientras trabajaba para el Departamento de Estado. Se les embargará su apartamento de Washington, un yate de 37 pies, un vehículo y varias cuentas bancarias y de inversiones.

El pasado junio fueron acusados de fraude de transferencia bancaria, de servir como agentes ilegales para Cuba y de conspirar para entregar informaciónclasificada. Walter Myers se declaró culpable de onspirar para cometer espionaje y dedos conteos de fraude de transferencia bancaria. El cargo de espionaje pudiera conllevar la pena de muerte pero los fiscales no la están buscando.

  Comentarios