Las muñecas, cuanto más antiguas mejor, tienen una clínica a su disposición en Roma que se encarga de reparar sus rostros y cuerpos perfectos.
Las muñecas, cuanto más antiguas mejor, tienen una clínica a su disposición en Roma que se encarga de reparar sus rostros y cuerpos perfectos.
Las muñecas, cuanto más antiguas mejor, tienen una clínica a su disposición en Roma que se encarga de reparar sus rostros y cuerpos perfectos.

Una clínica en Roma para las muñecas

03 de julio de 2010 08:20 PM