Últimas Noticias

Hijo de Juan Almeida llegó a Miami para recibir tratamiento médico

Juan Juan Almeida, hijo de uno de los comandantes más destacados de la revolución cubana, junto a su hija Indira y su esposa Consuelo Quesada, Almeida llegó hoy jueves al Aeropuerto Internacional de Miami procedente de la ciudad mexicana de Cancún, luego de abandonar Cuba tras siete años de gestiones y protestas en reclamo de un permiso de salida humanitario.
Juan Juan Almeida, hijo de uno de los comandantes más destacados de la revolución cubana, junto a su hija Indira y su esposa Consuelo Quesada, Almeida llegó hoy jueves al Aeropuerto Internacional de Miami procedente de la ciudad mexicana de Cancún, luego de abandonar Cuba tras siete años de gestiones y protestas en reclamo de un permiso de salida humanitario.

Juan Juan Almeida, el hijo del histórico comandante revolucionario Juan Almeida Bosque, llegó el jueves a Miami con un permiso temporal de las autoridades cubanas para someterse a un tratamiento médico.

Almeida había luchado infructuosamente durante siete años por su permiso de salida.

"Salí de La Habana con mucha presión y este recibimiento ha sido increíble'', indicó Almeida después de su arribo al Aeropuerto Internacional de Miami. "Mi objetivo era estar con mi familia''.

Almeida llegó desde Cancún en un vuelo de American Airlines, poco después de las 3 p.m. En el vestíbulo de la salida E del aeropuerto lo esperaban su esposa Consuelo Quesada y la hija de ambos, Indira, quien no lo veía desde hace cinco años.

"Las adoro. Siempre dije que estaba dándolo todo por mi familia'', indicó Almeida a un grupo de periodistas.

Visiblemente emocionado, Almeida agradeció la gestión de la Iglesia Católica por haber intercedido a su favor y acelerar un trámite que hace dos meses lo obligó a declararse en huelga de hambre para presionar al gobierno cubano.

"Agradezco la intervención de la Iglesia, de todos los que influyeron en esta liberación y también a los que me criticaron'', puntualizó.

El permiso de salida de Almeida se atribuye a la mediación del cardenal Jaime Ortega Alamino, quien se interesó "personalmente'' en el caso y solicitó al gobierno de Raúl Castro un permiso de carácter humanitario debido a las circunstancias.

Almeida sufre espondilitis reumatoide, un deformación paulatina de los huesos que no puede ser tratada en Cuba. A mitad de la década de 1980, tenía permiso de viajar cada dos años a Bélgica para que fuera atendido por especialistas, pero en el 2003 esa autorización le fue cancelada sin mayores explicaciones.

A su llegada a Miami, Almeida culpó a Raúl Castro y otras personas vinculadas al régimen de las constantes negativas que recibió a sus peticiones para abandonar Cuba.

"Absolutamente, sí. No es el único, pero el mayor [culpable]'', aseguró Almeida. ‘‘No soy un político. Pero a mí se me ha politizado mucho en la vida. Desgraciadamente soy un caso muy sui generis''.

El abogado de 43 años no precisó cuando regresaría a Cuba tras finalizar su tratamiento médico.

En mayo del 2009 Almeida fue detenido por las autoridades cubanas cuando intentaba dejar la isla ilegalmente. En sus actos de protesta en las calles de La Habana condenó abiertamente al gobierno de Castro. También escribió un libro con fuertes críticas titulado Memorias de un guerrillero cubano desconocido, y lanzó un blog en el que abordó la situación de otros cubanos y opositores cuyas peticiones de viaje han sido rechazadas.

El 11 de agosto Almeida debió ser internado de urgencia en el Hospital Clínico Quirúrgico Manuel Fajardo, de La Habana, aquejado por una descompensación general. Pero luego de dos días de observación médica, abandonó el hospital argumentando que había sido trasladado a una sala de siquiatría y que recibió amenazas para que tomara los medicamentos que le ordenaban.

El permiso de salida de Almeida es la más reciente victoria ennmarcada en el proceso de diálogo de Ortega y la alta jerarquía de la Iglesia con el gobierno.

La mediación católica se da al calor de una carta abierta al Papa Benedicto XVI firmada en la última semana por 344 opositores, entre ellos el propio Almeida.

Los firmantes protestan en duros términos por el papel de la Iglesia en el proceso de excarcelación. El jueves, Almeida dijo que se había sumado a las voces críticas del bloque opositor sin conocer a fondo el contenido de la misiva.

"Absolutamente hay una contradicción. Firmé una cosa pero no se me dijo exactamente lo que firmaba'', precisó.

Almeida viajará el 1ro. de septiembre a Los Angeles para ser atendido en el Centro Médico Cedros del Sinaí.

  Comentarios