Últimas Noticias

Castro admite su responsabilidad en persecución contra homosexuales en Cuba

El ex gobernante cubano Fidel Castro admitió que él es el responsable último de la persecución que sufrieron los homosexuales en la isla a comienzos de la Revolución, en la segunda parte de una entrevista exclusiva que publica el diario mexicano La Jornada.

Castro ofreció sus revelaciones en la entrevista de cinco horas con la periodista y directora de La Jornada, Carmen Lira, la primera que concede a un medio impreso extranjero desde su reaparición pública hace unos 40 días.

Según Castro, la persecución de los homosexuales ocurrió en momentos de "una gran injusticia'' y reconoció que desde el poder él no le prestó "suficiente atención'' a aquel hecho.

"Si alguien es responsable, soy yo... Es cierto que en esos momentos no me podía ocupar de ese asunto... Me encontraba inmerso, principalmente, de la Crisis de Octubre (1962), de la guerra, de las cuestiones políticas'', declaró el ex gobernante a la directora del rotativo.

Castro también recordó que los atentados que sufrió en los primeros compases de la Revolución le turbaron "tremendamente'' y complicaron algunas de sus decisiones.

"La guerra contra los yanquis, el asunto de las armas y, casi simultáneamente a ellos, los atentados contra mi persona'', afirmó.

"Escapar a la Agencia Central de Inteligencia que compraba tantos traidores, a veces entre la misma gente de uno, no era cosa sencilla. Pero, en fin, si hay que asumir responsabilidad, asumo la mía. Yo no voy a echarle la culpa a otros'', agregó.

En los años 60 y 70 muchos homosexuales debieron exiliarse o fueron recluidos en campos de trabajo --las llamadas Unidades Militares de Ayuda a la Producción (UMAP)-- por no corresponder al modelo del "revolucionario''.

"Sí, fueron momentos de una gran injusticia, ¡una gran injusticia!, la haya hecho quien sea. Si la hicimos nosotros, nosotros. Estoy tratando de delimitar mi responsabilidad en todo eso porque, desde luego, personalmente, yo no tengo ese tipo de prejuicios'', manifestó.

Castro, quien tras gobernar 48 años delegó el poder a su hermano Raúl en el 2006 por una grave crisis de salud, reconoció el impacto negativo que tuvo la marginación homosexual para la imagen de la revolución en diversos sectores, sobre todo en Europa.

"Es como cuando el santo peca, ¿verdad?... No es lo mismo que peque el pecador, ¿no?", señaló Castro, quien en los últimos dos meses vive una intensa actividad pública, recuperado de su enfermedad intestinal.

El diario La Jornada recordó que desde los años 90 la homosexualidad está despenalizada en Cuba, y desde el 2008 es posible beneficiarse de operaciones gratuitas de cambio de sexo en la isla.

Finalmente, el ex gobernante también recordó que su país fue víctima de la "guerra bacteriológica'' que permitió que a la isla llegara el dengue hemorrágico.

"Trajo aquí el virus II del dengue. En la Cuba prerevolucionaria no se conocía ni el I. Aquí nos apareció el II, que es mucho más peligroso porque produce un dengue hemorrágico que ataca sobre todo a los niños'', señaló.

Según Castro, ese virus que costó la vida a 150 personas y que se cebó sobre todo en los niños, entró por Boyeros a comienzos de los años sesenta, de la mano de grupos contrarrevolucionarios afines a Luis Posada Carriles.

El ex agente de la CIA sería años más tarde acusado por La Habana y Caracas de varios atentados terroristas, entre ellos, de volar un avión de Cubana en 1976 con 73 pasajeros abordo.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios