Últimas Noticias

Aplauso y malestar por "mea culpa'' de Castro en marginación a homosexuales

El cabaret El Mejunje en Santa Clara es un lugar de preferencia para la comunidad gay en Cuba.
El cabaret El Mejunje en Santa Clara es un lugar de preferencia para la comunidad gay en Cuba.

La responsabilidad que asumió Fidel Castro por la marginación que sufrieron en Cuba los homosexuales en los años 60 y 70, provocó reacciones de aplausos y malestar en la comunidad gay.

El ex gobernante, de 84 años, admitió su responsabilidad en entrevista con el diario mexicano La Jornada, reproducida este miércoles en el diario oficial Granma.

"Estoy muy contenta con que nuestro comandante haya hecho ese toque, que no se había hablado nunca al respecto para ver si terminamos con la homofobia de una vez y se nos da un lugar porque de hecho estamos en el planeta'', dijo a la AFP Francisco García, 'Sisi', promotor del estatal Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX),

'Sisi', de 45 años y quien está en estudio para cirugías de cambio de sexo, estimó que "lo que pasó hace 50 años fue por falta de conocimiento'', "se hablaba de la ‘‘homosexualidad'' como una "aberración'' y se cometieron "barbaridades''.

El presidente de la llamada Fundación Cubana LGBT "Reinaldo Arenas'', crítica al gobierno, Aliomar Janjaker, consideró la aceptación de Castro como un "intento desesperado de demostrar que ha habido cambios'', avances "en asuntos de igualdad y respeto''.

"Me genera indignación, Fidel en esa época estaba completamente pleno en sus facultades. Una cosa es esconder la realidad que hay de la comunidad homosexual cubana diariamente en las calles y otra muy diferente los asuntos de igualdad de derechos'', afirmó el activista homosexual de 33 años.

Un bailarín gay, que prefirió no indentificarse, consideró "un gesto valiente del Comandante, puede que tardío, pero necesario, aunque no le devuelva a esas personas los años que perdieron, en algunos casos los mejores años de su vida, los de mayor creación''. "No viví esa época, he vivido una de más libertades'', añadió.

En la entrevista, Castro se refirió a "momentos de gran injusticia'' sobre lo ocurrido en los años 60 y 70, cuando muchos homosexuales debieron exiliarse o fueron recluidos en campos de trabajo -Unidades Militares de Ayuda a la Producción (UMAP)- por no corresponder al modelo del "revolucionario''.

"Si alguien es responsable, soy yo... Es cierto que en esos momentos no me podía ocupar de ese asunto... Me encontraba inmerso, principalmente, de la Crisis de Octubre (1962), de la guerra, de las cuestiones políticas'', dijo Castro a La Jornada.

Actualmente, su sobrina, la hija del mandatario Raúl Castro, Mariela Castro, directora del CENESEX, lidera una activa campaña contra la homofobia, que incluye jornadas anuales por la igualdad sexual, y a nivel institución llevó a la aprobación en 2008 de las cirugías de cambio de sexo e impulsa las uniones gay.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios