Últimas Noticias

EEUU niega canje de espías cubanos

Antonio Guerrero, Fernando González, René González, Gerardo Hernández y Ramon Labanino formaban parte de la llamada  Red Avispa de la inteligencia cubana en el sur de la Florida.
Antonio Guerrero, Fernando González, René González, Gerardo Hernández y Ramon Labanino formaban parte de la llamada Red Avispa de la inteligencia cubana en el sur de la Florida.

El Departamento de Estado negó rotundamente el jueves reportes de que se esté considerando canjear a cinco espías cubanos encarcelados en Estados Unidos por un subcontratista estadounidense preso en La Habana.

La negativa tuvo lugar un día después de que cubanoamericanos en el Congreso expresaron su preocupación sobre reportes de que se estaba negociando un acuerdo para liberar a Alan Gross, quien permanece detenido sin cargos desde su arresto en La Habana el 3 de diciembre.

"Estados Unidos no está considerando poner en libertad a ninguno de los cinco espías cubanos a cambio de Alan Gross'', dijo Mark Toner, director de la oficina de prensa del Departamento de Estado.

"Estamos comprometidos a usar todos los canales diplomáticos posibles para ejercer presión por la liberación del señor Gross, pero no consideraremos la posibilidad de un ‘canje de presos' '', agregó Toner en un correo a El Nuevo Herald. "Seguimos urgiendo al gobierno cubano a que ponga en libertad a Alan Gross inmediatamente''.

En cartas enviadas el miércoles a los Departamentos de Estado y de Justicia, los cinco cubanoamericanos miembros del Congreso escribieron que estaban "seriamente preocupados sobre crecientes reportes de que la administración estaba llevando a cabo negociaciones con el régimen de Castro'' para hacer un canje.

"EEUU tiene que tener cuidado de no enviar señales a estados delinquente de que ellos pueden extorsionar con éxito a nuestro gobierno por medio de secuestrar a estadounidenses inocentes'', dijeron los representantes republicanos sudfloridanos Ileana Ros-Lehtinen y Lincoln y Mario Diaz Balart, conjuntamente con el senador Bob Menéndez y el representante Albio Sires, ambos demócratas de Nueva Jersey.

Ellos señalaron que uno de los cinco espías cubanos convictos en Miami en el 2001 fue hallado culpable de haber jugado un papel en el derribo por parte de Cuba de dos aviones de los Hermanos al Rescate en 1996, en el que murieron cuatro sudfloridanos.

"Tenemos la esperanza de que esos reportes (de canjes) sean infundados. No obstante, de ser correctos, pedimos con todo respeto (...) que esos esfuerzos cesen de inmediato'', agregaron.

"No hay razón para las preocupaciones expresadas en la carta por los miembros del Congreso," agregó Toner.

Cuba ha exigido por largo tiempo la liberación de sus cinco espías, quienes están cumpliendo condenas de entre 15 años a cadena perpetua, y el gobernante Raúl Castro ofreció en abril del 2009 canjearlos por los presos políticos de la isla.

Pero rumores de un posible canje comenzaron a difundirse tras el arresto de Gross, subcontratista de la Agencia por el Desarrollo Internacional de EEUU quien llevó equipos de comunicación vía satélite a grupos judíos en Cuba.

El ex gobernante cubano Fidel Castro dio peso a los reportes al declarar el 26 de julio que la liberación de los cinco espías estaba "muy cerca (...) mucho antes del fin de año''. Castro repitió su predicción una semana después, diciendo: "No hay ninguna adivinanza en esto''.

Las especulaciones volvieron a dispararse cuando el gobernador de Nuevo México Bill Richardson, un demócrata cercano a la administración de Obama, visitó a Cuba entre el 22 y el 27 de agosto para lo que su despacho describió como una misión de promoción de comercio. Varios blogs en Cuba especularon que él trataría de negociar un canje.

Richardson consiguió la liberación de tres presos políticos cubanos después de una visita en 1996, y ha negociado la liberación de ciudadanos estadounidenses detenidos en Corea del Norte, Irak y Sudán.

Richardson dijo a la prensa en La Habana que la administración de Obama le había pedido que presionara a Cuba para la liberación de Gross, pero que no estaba actuando como mensajero oficial.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios