Yahima Torres tomó clases de baile africano, aprendió la lengua afrikáner y engordó unos 
cuantos kilos para tener ese cuerpo que parece un tótem tribal de ébano en "Venus Noire".
Yahima Torres tomó clases de baile africano, aprendió la lengua afrikáner y engordó unos cuantos kilos para tener ese cuerpo que parece un tótem tribal de ébano en "Venus Noire". AFP/Getty Images
Yahima Torres tomó clases de baile africano, aprendió la lengua afrikáner y engordó unos cuantos kilos para tener ese cuerpo que parece un tótem tribal de ébano en "Venus Noire". AFP/Getty Images