Últimas Noticias

Bob Arum: La Habana ya no es lo que era

En 1957 Bob Arum era un joven recién graduado de la escuela de leyes en Harvard que buscaba pasar un buen rato y decidió que el mejor lugar para relajarse no sería otro que la Habana.

"Qué clase de ciudad, con aquellos edificios despampanantes y la cercanía del mar'', recordó Arum. "Todo limpio y ordenado. Una ciudad que no tenía nada que envidiarle a otras capitales del mundo. Siempre tuve la idea de regresar''.

Y regresó.

Más de cinco décadas después de su primer viaje, Arum regresó a la Habana como parte de un grupo humanitario que llevó ayuda a la comunidad judía de la isla, donde el boxeo simpre ha formado parte del tejido humano.

En octubre del año pasado, el promotor viajó a la capital cubana para constatar que la imagen de su juventud se había borrado por completo.

"La ciudad era otra, se ven las dificultades por todas partes, se observa la debacle económica de los años de gobierno revolucionario. La Habana ya no es lo que era'', observó Arum, quien formara parte del equipo de trabajo de Robert Kennedy en el Departamento de Justicia antes de dedicarse por completo al boxeo. "Pero, a pesar de todo, uno siente el deseo de la gente por salir adelante. No han perdido la capacidad de la supervivencia''.

Siendo él mismo judío, a Arum no le ha pasado inadvertido el caso de Alan Gross, el contratista estadounidense encarcelado desde diciembre del 2009, acusado por las autoridades cubanas por supuestos actos "contra la integridad e independencia'' del país.

"Es increíble. El sólo quería ayudar a mejorar las conexiones de la comunidad hebrea con el mundo'', expresó Arum sobre el contratista de Maryland que repartió teléfonos satelitales y computadoras en la Habana. "Eso únicamente sucede en una sociedad cerrada, donde no imperan las leyes''.

La visita a Cuba le permitió a Arum entender mejor el por qué tantos boxeadores cubanos han escapado. El mismo representa a varios como Yuriorkis Gamboa, Guillermo Rigondeaux y Yordenis Ugás.

"Todos fueron magníficos campeones en el ámbito amateur, pero chocaron con un muro que no les permitía ascender más allá del significado de una medalla olímpica'', indicó Arum. ‘‘Aquí pueden fracasar o triunfar, pero todo depende de ellos''.

  Comentarios