Últimas Noticias

Cuba confirma juicio a contratista estadounidense el 4 de marzo

Alan Gross y su esposa en una foto familiar del 2005.
Alan Gross y su esposa en una foto familiar del 2005.

El Gobierno cubano fijó para el próximo 4 de marzo la fecha del juicio al contratista estadounidense Alan Gross, detenido en La Habana desde diciembre de 2009 y acusado de delitos contra la independencia o integridad territorial del Estado, según informó hoy la web oficial Cubadebate.

Según una nota publicada por ese sitio digital, el Tribunal Provincial Popular de La Habana señaló para esa fecha la audiencia de Gross, después de que "todas las pruebas presentadas por la defensa en su escrito de conclusiones provisionales fueron admitidas''.

''Esta información fue trasladada por vía diplomática al Gobierno de los Estados Unidos, al que también se le notificó que sus representantes consulares, los familiares del señor Gross, así como los abogados de su familia podrán participar en el juicio'', añadió la nota.

Horas antes, el portavoz del Departamento de Estado, P.J. Crowley, había divulgado esta información en su cuenta de Twitter, aunque sin revelar cuándo se celebraría el juicio.

En su mensaje, Crowley dijo que espera que Gross tenga un juicio justo y pueda volver a casa.

Asimismo, reiteró que lo que hizo Gross "no es un crimen''.

Gross, de 61 años, es un subcontratista de la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (Usaid) y trabaja para la empresa Development Alternatives (DAI), con sede en Maryland, que se dedica a labores de desarrollo en otros países.

Su detención en Cuba se produjo el 3 de diciembre de 2009, cuando fue arrestado por distribuir tecnología a una comunidad judía y acusado de espionaje, aunque hasta principios de este mes la isla no presentó cargos formales en su contra.

La Fiscalía cubana pide una condena de 20 años de cárcel para Gross por el delito de ‘‘actos contra la independencia o integridad territorial'' del país.

En reiteradas ocasiones, de forma directa o indirecta, Washington ha demandado la liberación de Alan Gross, cuyo caso se ha convertido en un nuevo "escollo'' entre Cuba y Estados Unidos, enfrentados desde hace más de cincuenta años.

El pasado mes de enero, el "caso Gross'' volvió a matizar las conversaciones migratorias entre ambos países que tuvieron lugar en La Habana, después de que EE.UU. reiterara su solicitud de libertad del contratista.

Washington considera que este caso impide avanzar en temas de interés común con Cuba, según ha declarado el subsecretario de Estado de EE.UU. para América Latina, Arturo Valenzuela.

La secretaria de Estado, Hillary Clinton, se ha reunido más de una vez con la familia Gross y se ha implicado personalmente en el caso.

En diciembre pasado, el presidente de la Asamblea Nacional de Cuba, Ricardo Alarcón, afirmó que el caso de Gross sería tratado de "manera adecuada y respetando los procedimientos'', y sostuvo que el contratista violó leyes cubanas y cometió delitos punible.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios