Últimas Noticias

Muestras de dolor por muerte de Oswaldo Payá en Miami

La muerte de Oswaldo Payá, uno de los principales líderes de la disidencia cubana, unió el lunes en el dolor y la indignación a los exiliados en Miami.

El escritor Carlos Alberto Montaner indicó que de comprobarse que la muerte de Payá se trató de un atentado tendrá severas consecuencias contra el gobierno de Raúl Castro.

“Si las sospechas llegan a confirmarse, las cosas se le complicarán seriamente al gobierno de Cuba”, afirmó Montaner. “La muerte de Payá se convertirá en un poderoso argumento para quienes dicen que lo único que puede funcionar es la mano firme frente a un gobierno inescrupuloso”.

Montaner consideró que los partidos demócrata-cristianos de la Unión Europea no se mantendrán indiferentes. Recordó que Payá, de 60 años y quien también contaba con la ciudadanía española, era una figura clave de esa corriente en Cuba, con un reconocido papel a nivel internacional.

Orlando Gutiérrez, secretario nacional del Directorio Democrático Cubano, señaló que la pérdida de Payá demuestra un patrón de muertes de figuras opositoras en extrañas circunstancias, tales como las de Orlando Zapata Tamayo y Laura Pollán.

“La represión sigue siendo brutal”, subrayó Gutiérrez. “Vemos una campaña sistemática de guerra sucia por parte del régimen castrista contra la oposición”.

Gutiérrez criticó que a pesar de las muertes de los opositores pacíficos, la jerarquía católica en Cuba y la mayoría de los gobiernos de América Latina se hayan mantenido indiferentes.

La representante republicana Ileana Ros-Lehtinen destacó a través de un comunicado que el liderazgo y la pasión de Payá no serán olvidados y se convertirán en un modelo para quienes buscan un camino hacia una Cuba libre y democrática.

“La trágica muerte del activista Oswaldo Payá es una pérdida inmensa para el pueblo cubano y su lucha por la democracia”, aseguró Ros-Lehtinen. “Sus manifestaciones pacíficas contra el régimen de Castro siempre serán recordadas no sólo por el pueblo de Cuba, sino por sus partidarios alrededor del mundo”.

Ros-Lehtinen indicó que aunque las circunstancias de la muerte aún no han sido esclarecidas, Payá había sido hostigado por las autoridades cubanas durante décadas.

Lorenzo de Toro, director de la Revista Ideal, que promueve el catolicismo en Miami, señaló que la muerte de Payá estimulará un sentimiento de unidad entre los cubanos y de repudio internacional ante los abusos del gobierno en la isla.

“Payá es una figura reconocida en el mundo”, dijo De Toro. “Estoy convencido de que su muerte podrá convertirse en un factor de unidad del pueblo cubano y además servirá para delatar al mundo la maldad de ese régimen”.

El arzobispo de Miami, Thomas Wenski, expresó sus condolencias por la muerte de Payá a través de un comunicado en el que además anunció la celebración de una misa en su memoria para este martes a las 8 p.m., en la Ermita de la Caridad, en el 3609 de la avenida South Miami.

“Cuba y el mundo lloran a Oswaldo Payá”, afirmó Wenski. “Su ejemplo y valentía seguirán inspirando a las personas tanto dentro como fuera de la isla que trabajan y luchan por una transición pacífica, pero real, a una forma democrática de gobierno en la que los derechos humanos y el respeto a la ley estén protegidos”.

En el popular Restaurante Versailles, en Miami, los exiliados expresaron su consternación por la muerte de Payá.

“Es muy triste lo que ha ocurrido”, afirmó Pedro Gómez. “El era un hombre que promovía la democracia dentro de Cuba, que supo enfrentar a una tiranía de más de 50 años sólo con las armas del coraje y la sabiduría, sin hacerle daño a nadie”.

Calixto Campos calificó a Payá como un conocido líder cuya muerte no debe quedar impune.

“Tenemos que unirnos inspirados en Payá”, dijo Campos. “Su muerte debe motivarnos a fortalecer la resistencia dentro y fuera de Cuba”.

  Comentarios